Horrenda muerte de una joven

La casilla donde dormía ardió. Cerrada por dentro, nadie pudo ayudarla.



#

Leonardo Petricio

La pequeña habitación, de materiales muy combustibles, se incineró en instantes.

NEUQUÉN (AN).- Una mujer de unos 24 años falleció en la madrugada de ayer al incendiarse la precaria casilla en la que vivía en la toma Rincón del Valle del oeste capitalino. “Los vecinos quisieron ayudarla pero la casilla estaba cerrada por dentro con una cadena con candado y no pudieron hacer nada”, revelaron desde la Comisaría 21. Todo ocurrió ayer poco después de las tres de la mañana en la manzana D del sector conocido como La Roca. De acuerdo a lo informado por los vecinos a la policía la mujer había estado compartiendo la velada con sus vecinos cuando decidió irse a dormir y a los pocos minutos los gritos de socorro alteraron la zona. Luego de la intervención de los bomberos se detectó el cuerpo de una muchacha joven pero a raíz del estado de calcinación del cuerpo su identidad no pudo ser determinada. La joven víctima residía en esa casilla desde hace tres o cuatro meses y los únicos datos que pudieron aportar los vecinos es que se llamaría Jésica y que tendría algunos familiares en Centenario. Es por esto que si bien se ordenó la autopsia de los restos, se espera que su identidad sea confirmada por algún familiar. De acuerdo al informe de los bomberos el siniestro se inició en el interior de la vivienda, posiblemente en una conexión precaria de electricidad, descartándose que el incendio haya sido intencional dado que no se detectó ningún tipo de acelerante. Por los materiales que se habían utilizado en la construcción de la pequeña casilla, el incendio consumió por completo la estructura en cuestión de minutos y fue la caída del techo de la misma la que impidió que la joven pudiera abandonar la construcción que se convirtió de esta forma en una trampa mortal.


Comentarios


Horrenda muerte de una joven