Hospital cipoleño seguirá paralizado hasta el viernes

Si no encuentran respuestas a sus reclamos, médicos y profesionales del nosocomio podrían continuar con la retención de servicios por tiempo indeterminado. Salud gestiona una salida.

CIPOLLETTI (AC).- La situación en el hospital Pedro Moguillansky de esta ciudad se complejiza cada vez más. Tanto que los médicos y profesionales que ayer empezaron con la medida de retención de servicio -en la práctica un paro con presencia en su lugar de trabajo- la extendieron hasta el viernes y puede derivar en tiempo indeterminado.

La falta de pago del aguinaldo y la equiparación de las remuneraciones por guardias con lo que se abona en Neuquén tienen paralizadas las actividades programadas del nosocomio y se dispuso que la medida seguirá «por lo menos» hasta el viernes. Ayer había una merma notable de gente y proliferaban los carteles invocando las reivindicaciones.

Unos 35 médicos están en retención de servicios al igual que la mayoría de los profesionales (enfermeros, técnicos, idóneos) y sólo se percibía la cobertura en los servicios de Terapia Intensiva, Internación y en Guardia de Emergencia. Cesaron igualmente todas las atenciones en los 15 centros de salud periféricos ubicados en los barrios cipoleños que dependen de la base central de calle Naciones Unidas.

No se registran atenciones en los servicios de consultorios de Clínica Médica, Traumatología, Odontología, Neurología, Salud Mental, Dermatología, Cardiología, entre otros.

Por la falta de respuestas a las exigencias, y la posterior medida de retención, quedan sin prestación de servicios programados y sin la posibilidad de atenderse en el sistema de Salud Pública unas 400 personas por día, entre 12.000 y 14.000 pacientes al mes.

«Lo que sucede no es lo ideal, pero parece ser la última opción. Estamos poniendo el acento en las emergencias y en las internaciones. Espero que esto se solucione pronto», dijo la directora a cargo Claudia Muñoz, pues el director titular, Daniel Bergero, estaba haciendo gestiones fuera de la provincia.

Los médicos y profesionales le habían planteado a las autoridades provinciales de Salud que la diferencia en haberes y en remuneraciones por cobertura de guardias entre Cipolletti y Neuquén, en favor de la vecina provincia está produciendo una «fuga» de médicos. En menos de un año aproximadamente 14 profesionales presentaron sus renuncias buscando mejores horizontes.

«Nosotros adherimos a la postura de los médicos», dijo Oscar Contreras, de la agrupación opositora al oficialismo en el sindicato UPCN. La conducción oficial de ese gremio en el hospital no se había expedido hasta el mediodía de esta jornada.

Se supo en el nosocomio que desde los hospitales de Roca, Viedma y Bariloche hubo desde ayer a la tarde comunicaciones e intercambio de datos, y se especulaba con que los centros de salud pública mencionados pudieran asumir la misma metodología que el de Cipolletti.

Consultado un vocero del ministerio de Salud sobre los reclamos dijo que la ministra Uría está haciendo gestiones al más alto nivel y que se esperan novedades positivas en el menor plazo posible.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora