Hospital cipoleño sumó camas de cuidado intensivo

Son dos las que se agregan al sector de terapia intermedia, que no está habilitado en el centro de salud. Ante rumores de privatización, el hospital acondicionó el lugar con fondos propios.





CIPOLLETTI (AC).- El hospital local habilitará dos nuevas camas de cuidados intensivos en el sector destinado a la Terapia Intermedia, que aún no está en funcionamiento. Ayer se comenzó a reacondicionar la sala que hasta el momento se utilizaba casi como depósito y office provisorio de mucamas y choferes y se espera la llegada de dos respiradores.

El objetivo es que, superada la crisis sanitaria por la pandemia de gripe, quede finalmente habilitada la Unidad de Terapia Intermedia (UTI) con las cinco camas para las que está previsto el sector.

Luego de la polémica que se generó en torno a las versiones que indicaban que el servicio se abriría con aportes de sectores privados de la salud, la dirección de la institución tomó la decisión de hacerlo con recursos propios.

A principios de la semana que viene llegarían a la ciudad dos respiradores comprados por la provincia. El resto del equipamiento y del personal profesional necesario serán provistos por el mismo hospital.

Así lo confirmó el director Daniel Bergero quien explicó que el objetivo es habilitar finalmente el sector de Terapia Intermedia que tiene una capacidad para cinco camas porque «es lo que realmente necesita la ciudad».

La medida se tomó además para responder a la comunidad ante la emergencia sanitaria por la pandemia de gripe y la saturación de los servicios de salud.

Reorganización

En principio informó que serán sólo dos camas con todos los recursos necesarios para cuidados intensivos. «Estamos reorganizando el personal profesional, médicos y enfermeros, e instalando todos los aparatos necesarios. Faltaría que lleguen los dos respiradores que compró la provincia», explicó.

En cuanto a los plazos estimó que sería la próxima semana ya que la única fábrica que produce esta aparatología está en Córdoba.

Para Bergero, la saturación de los servicios de salud por la gripe demuestra «la necesidad de insistir» ante el gobierno provincial para que facilite los recursos que le permitan al hospital Pedro Moguillansky tener el servicio de Terapia Intermedia habilitado.

Quienes también se manifestaron conformes con la decisión fueron los empleados de la institución que habían denunciado «el intento de privatización» del área. «Una vez que se aclaró que quienes pondrían los recursos sería el Estado, los trabajadores accedimos sin ningún problema», aseguró Santiago Cayupán Cuevas, delegado de ATE en el hospital.

La aclaración se debió a que la semana pasada, temiendo lo que consideraron «el desembarco del sector privado» en la institución, permanecieron en el sector.

Ese tema generó malestar entre los empleados y las autoridades hospitalarias, que rápido salieron a aclarar la cuestión.


Comentarios


Seguí Leyendo

Hospital cipoleño sumó camas de cuidado intensivo