Hubo amenaza de bomba



BUENOS AIRES (DyN).- La empresa Air France recibió días pasados una advertencia sobre la existencia de una bomba en un avión de esa compañía, aunque finalmente se determinó que en la nave no había ningún artefacto explosivo, informaron ayer a DyN fuentes vinculadas con el caso.

La intimidación fue denunciada en los tribunales y el juez federal Claudio Bonadío está investigando el episodio. Todo ocurrió el miércoles 27 de mayo, a las 10, cuando en las oficinas de Air France en el microcentro porteño se recibió una llamada de un hombre que preguntó "a qué hora sale el vuelo de la noche".

La persona que atendió le recomendó llamar al call center "para chequear" esa información, tras lo cual el sujeto dijo secamente: "Hay una bomba" en ese avión. Inmediatamente cortó la comunicación. Justamente en el aeropuerto de Ezeiza había un avión de Air France que había llegado esa mañana a las 8.

Entonces se dispuso que la Policía de Seguridad Aeroportuaria y expertos en explosivos revisaran la nave, que estaba "cerrada, vacía y lejos de la zona de embarque". No se halló ningún artefacto y el vuelo -el número 415- salió normalmente a las 17, con destino a París, dijeron los voceros a esta agencia.

Las fuentes se ocuparon de desestimar una relación de ese caso con la desaparición del Airbus de Air France del vuelo 447 que cubría el trayecto Río de Janeiro-París.


Comentarios


Hubo amenaza de bomba