Hubo menos gente en la marcha de los estatales neuquinos

Esta vez se sumaron los empleados judiciales. Protestaron contra el aumento a los jueces.





NEUQUEN .- Unas mil trecientas personas, entre estatales y docentes, volvieron a marchar ayer en reclamo de la devolución del 20 por ciento de zona desfavorable. A este pedido se sumaron los judiciales, con su reclamo particular en contra del aumento de los sueldos de magistrados y funcionarios. Con los trabajadores se movilizaron alumnos que pidieron por la defensa de las escuelas técnicas. La marcha de ayer fue menos nutrida que la de la semana pasada.

Aunque todavía no se sabe qué día, la semana próxima, ATE y ATEN volverán a marchar por la ciudad. Los docentes continuarán con la modalidad de realizar paros por 48 horas, mientras que los estatales lo harán por 24 horas.

Ayer los manifestantes se concentraron en el monumento al General San Martín y alrededor de las 11.30 comenzaron a marchar hacia Casa de gobierno.

Allí Liliana Obregón, titular del gremio de los docentes (ATEN), junto con otros cuatro delegados, le entregaron a la subsecretaria de Educación, Hebe Adala, un petitorio en defensa de las escuelas técnicas, en coincidencia con el día de la Industria, y otro de parte del personal no docente (porteros), que reclaman el blanqueo de 200 puntos en su calificación para que sean incluidos en el medio aguinaldo.

La columna luego subió por la calle Rioja y se detuvo frente al Tribunal Superior de Justicia, que ya tenía las persianas bajas.

El primero que tomó la palabra fue Jorge Izquierdo, secretario general del gremio de los judiciales de la provincia (Sejun) quien volvió a denunciar que magistrados y funcionarios se aumentaron un 15 por ciento sus salarios. «Denunciamos y repudiamos que todos los integrantes de la comunidad de la provincia tengan que pagarle los aportes previsionales sobre la suma no remunerable, porque con los miserables 8.500 pesos que cobran por mes, no podían afrontar los gastos que significan blanquear las asignaciones en negro», dijo en tono irónico Izquierdo.

Luego los manifestantes retomaron por la diagonal 9 de Julio, y cuando pasaron frente a la sede de Acipan, comenzaron a arrojar bombas de estruendo repudiando el trabajo que encargó a la Fundación Mediterránea y que en uno de sus puntos solicita la reforma del Estado mediante la «privatización o disolución» de las empresas estatales cuya actividad puede desarrollar el sector privado.

En esta oportunidad nuevamente estuvo ausente el personal policial para el corte tránsito en las calles por las que transitaba la marcha, y los manifestantes se las tuvieron que arreglar solos para que no haya inconvenientes con los automovilistas. Los efectivos policiales se limitaron a observar el paso de la columna.

El siguiente objetivo de los manifestantes fue la Legislatura, que estaba resguardada por un cordón policial y vallas, que ya forman parte del paisaje.

Allí Obregón reiteró el pedido, a los diputados «cualquiera sea su color», de devolución del 20 por ciento de zona desfavorable, y aseguró que «no vamos a aceptar la aplicación de la ley Federal de Educación en la provincia».

«Vamos a seguir luchando en la época electoral y después también, y queremos decírselo a los diputados como (Guillermo) Pereyra y (Horacio) Forni que prometían el 40 por ciento se olvidaron de nosotros y se acomodaron para el próximo período», puntualizó la dirigente.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hubo menos gente en la marcha de los estatales neuquinos