Hubo rebelión contra el jefe



Un grupo de mineros se rebeló contra la autoridad del jefe de turno en el pozo, Luis Urzúa, cuando el hombre les impidió abrirse camino a su propia cuenta y riesgo hacia la superficie, informó el diario “El País” de Madrid en su edición web. El topógrafo Urzúa es el responsable de que los 33 mineros se mantuvieran con vida sus primeros 17 días de cautiverio, cuando estaban aislados, incomunicados y con provisiones limitadas. El hombre logró imponer y mantener la disciplina y el orden aunque entonces tenían pocas esperanzas de sobrevivir. “En la superficie de la mina San José se dispararon todas las alarmas: necesitaban reforzar la autoridad de Urzúa”, citó “El País”. Desde la NASA “habían advertido a las autoridades chilenas que en situaciones de aislamiento era esencial fomentar el liderazgo de una persona del grupo”, indicó el diario español. Cinco de los mineros vivían aislados del resto, y buscaban otras vías de escape. “El problema se solucionó cuando el jefe de ellos les ordenó desde la superficie que se integraran con el resto”, explicó el psicólogo Alberto Iturra. “No sé cómo lo arreglaron entre ellos. Sólo sé que el sistema que usaron funcionó”.


Comentarios


Hubo rebelión contra el jefe