Huelga paraliza la mitad de Grecia



ATENAS (DPA).- La situación en Grecia, donde se vive desde hace días una huelga de gasolineras y transportistas, mejoró ayer ligeramente después de que los militares comenzaran a asumir el suministro de hospitales, oficinas del Estado, centrales eléctricas y otros sectores importantes para la economía. La Marina será la que se encargue del suministro de las islas del país mediterráneo. La medida fue acordada en la tarde del viernes, en una reunión del gobierno a raíz de cómo empeoraba la situación del suministro en el país. En Atenas, apenas un 15 por ciento de las gasolineras tenía combustible y en las islas turísticas como Rodos, Paros, Naxos o Quíos la situación ha mejorado considerablemente, según informa ayer la radio estatal. Los medios estiman además que un 50 por ciento de las gasolineras en Atenas y sus alrededores están abastecidas. Por el contrario los problemas siguen en el norte de Grecia, sobre todo en la península turística de Calcídica, así como en algunas regiones de la isla Creta. Cientos de turistas, sobre todo búlgaros y serbios que pasan aquí sus vacaciones de verano, han dejado sus vehículos de alquiler porque se les acabó la gasolina. Los propietarios de los camiones protestan desde el lunes por el proyecto de ley que permitirá que cualquier persona con una licencia para conducir camiones, lo haga. Además, la concesión de nuevas licencias se irá desmontando en los próximos tres años. “El público debe tener en cuenta las dificultades que las acciones del gobierno, en colaboración con el Fondo Monetario Internacional, han causado a toda la sociedad y las difíciles condiciones económicas que rigen actualmente en Grecia”, dijo el titular del gremio de transportistas, Giorgos Tzorzatos.


Comentarios


Huelga paraliza la mitad de Grecia