Hugo Zucarelli le da otra dimensión al sonido



ROCA (AR).- "Necesito un lugar quiet", dijo Zuccarelli. "Digo, tranquilo, así ella puede escuchar lo que hago y sabe de qué se trata", agrega, con su personalidad inquietante e inquieta.

Estamos en el Instituto Universitario Patagónico de Artes, en Roca, y es una tarde de calor primaveral, esa puede ser una de las razones por las que parece perturbado este inventor italo-argentino.

Entramos en una de las aulas de danza del instituto, y hac que me siente. Me da unos auriculares, apaga la luz, pide que me siente y cierre los ojos. Pone play y arranca algo inédito para mis oídos, son sonidos que van y vienen, que suben y bajen, que arrancan detrás de mi cabeza y terminan adelante.

Después, durante la entrevista, entiendo que eso se llama grabación holofónica, que es un invento suyo y que todo comenzó cuando tenía 10 años. "Era muy curioso, y una vez cruzando la calle escuché un choque y reaccioné tan bien que fue lo que me salvó la vida".

Durante una beca en Italia, Hugo Zuccarelli trabajó en una fábrica de papel como ingeniero químico, y fue ahí donde se dio cuenta de que, al contrario de todas las teorías médicas, el oído funciona como algo activo, que hay un sonido de recepción y otro de emisión.

La holofonía es la posibilidad de escuchar un sonido envolvente en tres dimensiones, pero Zuccarelli le agrega un condimento más que interesante al incluir en esto los sentidos. "El sonido así entendido perturba, nos hace imaginar historias y nos salva la vida".

Los resultados de estas grabaciones en vivo en un formato de dimensión múltiple hacen que los sonidos algunas veces no sean reconocidos como se presentan en la realidad.

Tal como contó Zuccarelli, "tengo la grabación de algunos despegues de Caño Cañaveral en Estados Unidos, entre otras cosas".

Esto le sirvió para obtener el reconocimiento de la NASA, para trabajar con el grupo Pink Floyd, Michael Jackson, la FIAT, la NEC de Japón.

El objetivo de la visita a la Patagonia de este casi ingeniero civil fue intentar buscar a algún interesado, tanto público como privado, para utilizar esta tecnología en fiestas populares o en festivales, "y hacer que la gente conozca las posibilidades ocultas de la escucha humana mediante el efecto Zuccarelli".

MARIA EMILIA PUGNI RETA


Comentarios


Hugo Zucarelli le da otra dimensión al sonido