Human Rights Watch pidió a la Presidenta



Human Rights Watch pidió hace dos meses a la Presidenta Cristina Fernández que respalde públicamente el Programa de Salud Sexual Integral y le otorgue el presupuesto que necesita porque se constató que durante la gestión de Ocaña durante un año entero no hubo suministro de anticonceptivos, algo que consideraron inadmisible.

También le pidieron que respalde públicamente el derecho al aborto por lo menos en las situaciones contempladas por la Ley, el aborto no punible. Al Ministro de Salud se le recomendó que adopte la Guía Técnica que dejó Ginés González García, que la respalde y difunda dentro de los centros de salud público.

Al Congreso le pidió que monitoré a través de la Auditoría General de la Nación el cumplimiento del programa de Salud Sexual y Reproductiva y detecte obstáculo para su efectivo cumplimiento, también que solicite al Ministro un reporte anual de la marcha del programa y que modifique o revoque el artículo del Código Penal que criminaliza el aborto. La Presidenta y el ministro no recibieron a los representantes de HRW.

Veuquén adhirió al Protocolo de atención de abortos no punibles, el mismo que causó un papelón internacional hace unos meses, cuando el Ministro de Salud se negó a firmar según trascendió, por pedido de la Presidenta. Varias organizaciones de mujeres de esta provincia han adherido a la Campaña por un aborto legal, seguro y gratuito.

Como plan b, si otro año pasa sin llegar a debate parlamentario, una magistrada neuquina está redactando un proyecto de ley para la atención de abortos no punibles en hospitales públicos de la provincia. La misma iniciativa la tuvo en Río Negro la legisladora Marta Milesi, pero su proyecto se estancó en mayo en la legislatura cuya mayoría tienen sus propios pares radicales.


Comentarios


Human Rights Watch pidió a la Presidenta