Iadep: nueva denuncia contra el manejo discrecional de fondos

El diputado Kogan se refirió a la presunta maniobra que rodea a la ex bodega Lamberg



NEUQUÉN (AN).- “Me huele a testaferros”, dijo el diputado del PJ, Ariel Kogan, que volvió a cuestionar el manejo discrecional de créditos en el Iadep. Se refirió al origen de la que hoy es una de las bodegas estrella del Chañar, por la que se entregaron casi 4 millones de dólares a una empresa creada sólo unos meses antes, en Buenos Aires, y cuyo titular original inscribió otras once sociedades anónimas el mismo día.

La maniobra que denunció Kogan, por la que también presentará los antecedentes a la Justicia, es la que rodea a la ex bodega Lamberg. El diputado dijo que en el año 2002 “Carlos Merlino inscribió en Capital Federal 12 sociedades anónimas, conformadas con el capital mínimo exigido por ley”. Los entramados de la historia, comunes a otras sospechas que pesan sobre el ente crediticio de la provincia, prosiguieron con el traspaso de una de esas SA, Lamberg, “a un vecino de Cipolletti”, de apellido “Lombardi”, “a sólo dos meses de su creación y absolutamente vacía”.

Allí también, según expresó el diputado, “se iniciaron los trámites en el Iadep para obtener un crédito, que le fue otorgado seis meses después por 3.800.000 dólares, con los que compró 180 hectáreas a La Inversora (desarrolladora del polo bodeguero con un préstamo de BPN)”.

Kogan hizo dos objeciones: el escaso capital de la SA que obtuvo el crédito y la falta de controles. Es que Lombardi, afirmó, luego de haber vendido el emprendimiento en 2006 en una operación que manejó cifras millonarias “actualmente no tiene ni siquiera una cuenta bancaria y en la AFIP figura en la categoría que engloba a astrólogos o lustrabotas”.


Comentarios


Iadep: nueva denuncia contra el manejo discrecional de fondos