Identificaron los restos de una bibliotecaria desaparecida en la dictadura

Se trata de Marta Susana Diez. Fue identificada por el Equipo Argentino de Antropología Forense. La mujer se encontraba en una tumba NN.



#

Se investigan más de 120 tumbas no identificadas del cementerio La Piedad. Foto: La Capital.

ROSARIO

Los restos de Marta Susana Diez, una bibliotecaria de Rosario que había sido secuestrada por un grupo de tareas de la última dictadura militar en 1977, fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), entre otros cadáveres hallados en el cementerio La Piedad de esta ciudad, informaron hoy fuentes judiciales.

La mujer se encontraba en tumbas NN y sus restos fueron entregados a sus familiares.

Diez, de 34 años, que se desempeñaba como referencista en la Biblioteca Argentina “Juan Álvarez” de Rosario, fue secuestrada el 15 de mayo de 1977 junto a su novio, Jorge Humberto Barrantes, en la pensión donde vivía el hombre.

El operativo fue protagonizado por un grupo de personas armadas, quienes además se llevaron un auto Citroën, propiedad del padre de la mujer, Pedro Diez.

La Unidad Fiscal a cargo de la investigación no halló testimonios de su paso por algún centro clandestino dependiente del Comando del Segundo Cuerpo de Ejército, con asiento en Rosario.

Las dos hermanas de la víctima testimoniaron en 1984 ante la Delegación Santa Fe de la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (CONADEP) que su padre, ya fallecido, les comentó que un amigo suyo le había dicho que su hija estuvo dos días detenida.

También remarcaron que a los ocho días del procedimiento salió una noticia en los diarios que refería a un supuesto enfrentamiento ocurrido el 21 de mayo de 1977, en el cual se habría incendiado un auto Citroën y que, producto de ello, habrían muerto dos hombres y una mujer.

La fuente de esa noticia era el Comando del Segundo Cuerpo de Ejército. No obstante, Pedro Diez concurrió a la morgue, pero no pudo reconocer el cuerpo.

El reconocimiento de Marta Diez se dio en el marco de una causa que investiga más de 120 tumbas no identificadas del cementerio La Piedad, cuya instrucción está a cargo del Ministerio Público.

Asimismo, los crímenes de Diez y Barrantes son investigados en la denominada causa “Guerrieri”, en alusión a Pascual Guerrieri, jefe de Inteligencia del Comando con asiento en Rosario, que se tramita ante el Juzgado Federal número 4 de esta ciudad con intervención de la Unidad Fiscal.

DyN


Comentarios


Identificaron los restos de una bibliotecaria desaparecida en la dictadura