Impacto negativo en la fruticultura

contexto regional

Los precios que tocó esta semana la moneda brasileña terminaron por complicar las exportaciones de frutas argentinas hacia ese destino. Las peras y manzanas no quedaron fuera de este esquema. El mercado del vecino país venía ya con algunos problemas producto de una menor demanda y una agresiva oferta de Chile con precios por debajo de los que podían colocar a su manzana los exportadores argentinos. La fuerte devaluación que sufrió el real en estas últimas horas no hace más que empeorar el contexto para lo que resta del segundo semestre. El escenario es claro. En los últimos doce meses el dólar pasó de los 2,22 a 3,36 reales mostrando la moneda del vecino país una depreciación de algo más del 50% con una inflación interanual para el período bajó análisis del 9,3%. En Argentina el peso se devaluó 12% entre el 28 de julio del año pasado y ayer, con una inflación promedio del 26%. Mientras que la mejora cambiaria en Brasil fue superior al 40%, en muestro país muestra un resultado negativo de 14 puntos porcentuales. Esto en definitiva es lo que se define como pérdida de competitividad cambiaria. Cabe recordar que Brasil ha sido históricamente, en esta última parte del año, el motor de la economía del norte de la Patagonia, ya que es el único destino que tiene la región para colocar su oferta exportable de pomáceas. (Redacción Central)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora