Implementan medidas regulatorias para la caza mayor

La medida se tomó en el Partido de Patagones, a partir de un reclamo de ganaderos por hechos de inseguridad contra personas y bienes.





Caza Deportiva

Los productores del partido de Patagones junto a autoridades municipales acordaron instrumentar provisoriamente medidas regulatorias de la caza mayor con perros, una actividad polémica pero fuertemente arraigada en la tradición rural de la región.

El Secretario de Desarrollo Territorial, Humberto Iglesias, dijo que la inquietud surgió en realidad a partir de un reclamo de los ganaderos por hechos de inseguridad contra peones y estancieros y de abigeato.

En una reunión convocada para analizar esa problemática surgió en el debate la preocupación para la anomia existente en torno a la caza de jabalíes, acción que es en muchos casos avalada por los productores pero que también suele ser aprovechada por otras personas, que en lugar de proceder a cazar se dedican al cuatrerismo o a los hechos delictivos en los campos.

Antes de dar una respuesta a los productores Iglesias se reunió con la directora de Flora y Fauna de la provincia de Buenos Aires, Mónica Cassiaro. El funcionario señaló que “se consultó acerca de la reglamentación de la caza mayor, y el posible empleo de perros en la captura de jabalí”.

Agregó que “tras un extenso debate e intercambio de información y opinión se concluyó que por reglamentación provincial, el productor que quiera llevar adelante prácticas cinegéticas en su establecimiento podrá optar por dos alternativas: una de ellas será inscribir su establecimiento como coto de caza mayor, para la cual existe una reglamentación especifica que establece obligaciones tanto para el propietario como el cazador; o solicitar autorización a la Dirección Provincial de Fauna para realizar caza control, cuando la especie pueda resultar perjudicial para la agricultura o ganadería”.

En tal caso, el municipio certificará que el daño es inminente o real y el propietario y los cazadores deberán respetar la normativa vigente para caza mayor, en cuanto a vehículo, armas, documentación y permisos.

Por otra parte, y considerando que no se encuentra reconocida ni reglamentada la modalidad de caza con perros, se facultó al municipio para que, a través del Concejo Deliberante, sancione la normativa que regule dicha práctica.

A partir de esta facultad, otorgada por el organismo provincial, el Ejecutivo trasladará al cuerpo legislativo el proyecto, consensuado previamente con ganaderos y cazadores del distrito, para incorporar el marco regulatorio a la modalidad de caza con perros.

En este sentido, Iglesias anticipó que se mantuvieron diversas reuniones con la Sociedad Rural de Patagones e integrantes del Club de Cazadores, para avanzar sobre los criterios que serán incluidos.

Se determinó que los cazadores deberán realizar la actividad de 7 a 18, con un corrimiento hasta las 22 horas para aquellas personas que se trasladan hacia la planta urbana con la presa y los canes.

El permiso de la caza es personal, para un único establecimiento y de validez diaria, para lo cual deben dirigirse a la Patrulla Rural para obtener la inspección, el carnet de caza o el certificado en trámite.

Asimismo, para la inspección de los perros, deberán presentar libreta sanitaria con sus correspondientes vacunas, collar o chaleco con la identificación correspondiente.

Los cazadores, no más de cuatro por vehículo, podrán llevar una jauría de no más de ocho perros.

Los jabalíes son considerados plaga, son un especie exótica introducida en la zona y suelen provocar daños en los campos y sembradíos.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Implementan medidas regulatorias para la caza mayor