Implican a obispos en abusos sexuales

Roma/Munich (dpa/EFE).- El escándalo en torno a las violaciones y acosos sexuales de sacerdotes y misioneros africanos a religiosas se está ampliando a otros círculos, luego de que en Roma se diera a conocer que también hay obispos involucrados en él.

En tanto, representantes de distintas órdenes religiosas salieron ayer al cruce de las informaciones, y defendieron la labor que realizan las misiones en todo el mundo, pese a lo cual reconocieron la gravedad de loas abusos cometidos en distintos países.

El Vaticano confirmó por primera vez informaciones según las cuales sacerdotes abusaron sexualmente de religiosas. El vocero del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, opinó que el asunto se está investigando, pero no habló de penas concretas.

Cuando las víctimas quedaban embarazadas, en parte las obligaban a abortar, señalan los informes

En un informe dirigido al Vaticano, una monja se quejó de lo que llamó "conspiración del silencio" por parte de la Iglesia. La hermana Maria McDonald indicó el Vaticano en 1998 en un informe confidencial que "el acoso sexual e incluso la violación de hermanas por parte de sacerdotes y obispos" estaba extendida en toda Africa.

Además, agregó: "Las hermanas son despedidas mientras que los sacerdotes muchas veces simplemente son trasladados a otro lugar o alejados para que realicen estudios".

La religiosa se refirió sobre todo a la mentalidad de sacerdotes en países polígamos de Africa con respecto al celibato. Así, un sacerdote le explicó: "Juramos no casarnos, pero podemos mantener relaciones sexuales sin quebrar nuestro juramento".

A pesar de que la explotación sexual de religiosas está extendida en Africa, "sabemos que el problema también existe en otros lugares del mundo", señala el informe, que añade casos en Latinoamérica y Asia, pero también en países europeos como Italia e Irlanda.

Los primeros informes confidenciales fueron enviados a mediados de los años "90, según el Vaticano. En ellos se habla de "cientos de denuncias". Se dijo que los sacerdotes utilizan la "dependencia financiera y espiritual" de las monjas para obligarlas a mantener relaciones sexuales.

En tanto, los superiores de las órdenes religiosas masculinas y femeninas afirmaron ayer que conocen los casos de abusos sexuales contra monjas, que están tomando medidas concretas y que esos casos no pueden empañar la importante labor que realiza la Vida Consagrada.

En un comunicado conjunto difundido ayer la Unión de Superiores Generales (USG) y la Unión Internacional de Superiores Generales (UISG) subrayaron que "conocen el problema", que no han permanecido "insensibles" y que están tomando medidas concretas.

En la nota, ambos organismos "quieren subrayar con fuerza que la realidad de la vida consagrada es más amplia y articulada, más compleja y tiene su punto de referencia en Cristo y comprometida en el servicio a los pobres", afirmaron las dos asociaciones.


Comentarios


Implican a obispos en abusos sexuales