Impunidad

Nadie reniega del reclamo ni del derecho a luchar por lo que se considera justo. Pero de allí a afectar a la propiedad privada o provocar daños sobre la misma, hay una gran diferencia.

Ayer el grupo de los productores disidentes, que no pierde oportunidad de buscar protagonismo, quiso diferenciarse del resto quemando cajones y tirando fruta al piso que transitaba en camiones. Cometió un delito penal, más allá del federal que significa impedir el libre tránsito de los vehículos por una ruta nacional. Lejos estuvo esta actitud de ayudar a solucionar la crisis frutícola. Por el contrario, mostró intolerancia. Dejó a la vista una vez más, la impunidad que tienen algunos en la Argentina de hoy como alternativa al diálogo constructivo frente a un conflicto entre partes.

Ayer fueron los camioneros los rehenes de este impulso. Mañana, tal vez, todos estaremos indefensos frente a esta agresión.

Nota asociada: CONFLICTO FRUTÍCOLA: La protesta fue más allá de impedir el paso de los camiones con fruta y hoy continúa

Nota asociada: CONFLICTO FRUTÍCOLA: La protesta fue más allá de impedir el paso de los camiones con fruta y hoy continúa


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora