Incendio de pastizales



EL HUECÚ (AN).- Unas 50 personas trabajaban intensamente anoche para controlar dos focos de incendios en la zona de campos de El Huecú. El área afectada por las llamas ascendía a unos 8 kilómetros a la redonda. De acuerdo a la información que obtuvo “Río Negro” el primer foco se desató en la estancia Las Vertientes, el lunes a las 17 aproximadamente. El otro se inició en la mañana de ayer en la estancia El Bosque, en la zona de Quili Malal. Ambos siniestros estaban separados a una distancia de 8 kilómetros pero ayer alrededor de las 19 se unificaron a pesar de la ardua tarea que realizan en la zona personal de manejo del fuego de Loncopué, Chos Malal y Huingango, a quienes se sumaron los peones de las estancias afectadas. Desde un avión observador se determinó que la amplia zona afectada está compuesta de vegetación bastante seca que arde con gran facilidad. Se trata de campos de pastizales que se utilizan para el pastoreo de ganado menor, que es la actividad económica predominante en la zona. El personal de manejo de fuego y los lugareños, unos 50 en total, trabajan con palas y debido a la complejidad del terreno no podían acercarse demasiado, por lo que ensayaron algunos cortafuegos para tratar de frenar el avance de las llamas. Anoche al cierre de esta edición continuaban los trabajos en la zona. Los 16 efectivos del área de Loncopué ayer cumplieron su quinta jornada consecutiva de tareas. Días atrás habían estado realizando trabajos en la zona de la estancia El Frutillar, cercana al paraje en el que se encuentran operando, por lo que se analizaba la posibilidad de concretar un relevo.


Comentarios


Incendio de pastizales