Incidentes en desalojo de 500 familias que tomaban una calle

El operativo se realizaba en el barrio porteño de Retiro con la intervención de unos 200 policías y gendarmes que debieron lanzar gases lacrimógenos para repeler un ataque a piedrazos por parte de los ocupantes.

Buenos Aires

La Policía Federal y la Gendarmería Nacional iniciaron esta mañana un operativo para desalojar a cerca de 500 familias que usurpan terrenos en el barrio porteño de Retiro, al costado de la línea de trenes San Martín, donde se registraron incidentes entre las fuerzas de seguridad y los ocupantes.

El desalojo se desarrollaba en la denominada villa “San Martín”, lindera a la estación ferroviaria de Retiro y con una calle que comunica directamente con la villa 31, donde 200 gendarmes y policías fueron desplegados en el lugar por orden del juez federal Jorge Lijo.

Por otra parte, efectivos policiales se hicieron presentes esta mañana en el edificio de las ex Bodegas Giol, en el barrio de Palermo, para desalojar a unas 50 familias que usurpan los terrenos, donde se está construyendo un polo científico tecnológico del Ministerio de Ciencia y Tecnología impulsado por la presidenta Cristina Fernández, pero más tarde se suspendió esa medida judicial.

Cuando se inició el procedimiento en la zona de Retiro, hubo incidentes entre los ocupantes y las fuerzas de seguridad que debieron lanzar gases lacrimógenos para repeler la agresión a piedrazos por parte de los moradores del asentamiento.

A raíz de este episodio, dos niños fueron asistidos por médicos del SAME tras inhalar los gases y fuentes policiales informaron a DyN que no había detenidos por los enfrentamientos.

La secretaria de Seguridad Operativa de la Nación, Cristina Camaño, explicó que “se intentó generar una situación menos violenta” en el desalojo, cuyo objetivo es “liberar la calle número 14 que impide el tránsito y además son terrenos del ferrocarril que corresponden al Estado nacional”.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, responsabilizó al ejecutivo nacional por la toma de esta calle, al asegurar que, cuando se inició la ocupación de terrenos estatales de esa zona en diciembre pasado, “no desalojaron como pidió la justicia”.

“Nuevamente el gobierno nacional decidió no desalojar. Son terrenos de ellos, generan un tema de nunca acabar”, se quejó Macri, quien consideró que “no se puede tener esta situación permanente” de tomas de espacios públicos en distintos sectores de la ciudad.

Esta calle de Retiro fue usurpada luego de las tomas que se hicieron en diciembre pasado en el parque Indoamericano y el club Albariños, en el sur de la Capital Federal.

Camaño, en diálogo con el canal TN, precisó que las personas que estaban en ese lugar “no vivían ahí”, ya que construyeron viviendas “nada más con soportes y toldos de plástico para alquilarle a gente que necesita un hogar”.

“Nos dimos cuenta de eso cuando llegamos esta mañana, ya que no había nadie viviendo ahí. Los que tomaron ese lugar viven en otro lado”, detalló la funcionaria de la cartera que conduce Nilda Garré.

El juez Lijo explicó esta mañana que ordenó el desalojo de la calle 14 de Retiro para “evitar que se ocupe” con viviendas esa arteria paralela a las vías del ferrocarril San Martín.

“Se decidió evitar que se ocupe, más que el desalojo. Hace unos días lo que empezó fue una especie de carrera de varias personas por ocupar parte de la calle que da a la estación, levantando el adoquinado”, indicó el magistrado.

A su turno, el ministro de Espacio Público porteño, Diego Santilli, destacó la orden emitida por Lijo, ya que “no se puede seguir usurpando y creciendo en la zona de Retiro”.

“Es importante poner un punto y limite a este tipo de cosas”, remarcó el funcionario macrista durante una entrevista en el canal TN.

Respecto a la ex bodegas Giol, se había ordenado esta mañana un desalojo también, pero luego esa medida se suspendió “por el momento”, informó el jefe de la Circunscripción 5 de la Policía Federal, comisario inspector Luis Poggi.

Poggi dispuso que los efectivos policiales se retiraran del operativo montado en las calles Godoy Cruz, entre Nicaragua y Guatemala.

En ese lugar, funcionará el Polo Científico Tecnológico, un centro de gestión y producción del conocimiento donde se emplazarán las sedes del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y sus organismos dependientes, el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción Científica Tecnológica.

Fernández de Kirchner encabezó en 2008 los actos de adjudicación de la construcción del polo científico en las ex bodegas Giol y en enero pasado avanzaron las obras, ya que está programado que se inauguren este año.

Agencia DyN


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora