Incidentes en la visita de un relator de la ONU

El funcionario hará recomendaciones con lo que vio.



#

James Anaya tomó contacto con dos comunidades mapuches de la zona de Villa La Angostura.

Mariana Fernández

VILLA LA ANGOSTURA (AVLA) – Ayer por la mañana el relator de la ONU James Anaya se reunió con integrantes de la comunidad Paichil Antriao y Quintriqueo y visitó las tierras en conflicto; en una de las cuales se registró un incidente con un privado. Luego brindó una breve charla en el Centro de Convenciones y recibió un presente de la comunidad mapuche.

“Lo que he visto lo voy a incluir en el informe que estaré elaborando con recomendaciones y luego lo presentaré en la ONU. Todo lo que he presenciado va a ser parte del informe. La gente tiene muchas preocupaciones, muy semejantes a los que tienen las comunidades indígenas en otros países. Hay un reconocimiento constitucional importante y leyes importantes, pero falta avanzar con el ejercicio de esos derechos, vemos esa brecha en todos los países entre lo legal y lo que se aplica”, aseguró James Anaya en diálogo con “Río Negro”.

Puntualmente en el lote de William Fisher se produjo un altercado cuando miembros de la comunidad Paichil Antriao ingresaron al terreno con la intención de realizar una ceremonia. El titular de las tierras les negó el paso, pero la comunidad entró. Desde ambas partes denuncian un forcejeo violento entre Fisher y algunos jóvenes que entraron al lote.

La secretaria del Observatorio de Derechos Humanos Indígenas de Neuquén, Verónica Huilipan, denunció que se está incumpliendo la medida cautelar dictada en abril por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, mediante la que se instaba al Estado argentino a una serie de medidas para preservar la seguridad de los miembros de la comunidad y el acceso al “rehue” o lugar sagrado que, justamente, estaría dentro del lote de Fisher.

El abogado de Fisher, Héctor Vénica, destacó que “la cautelar de la CIDH le dice al Estado argentino que se respete el rehue, pero en ningún momento los habilita para entrar a la propiedad privada sin permiso, entrar por la fuerza turbando la posesión del lote”. Concretamente existe una medida de no innovar en ese sector del lote.

Según distintas versiones sobre el episodio, al ingresar unos 30 miembros de la comunidad al lote Fisher se interpuso y ahí se habría producido un forcejeo con alguno de los jóvenes. Fisher asegura que tres de ellos estaban encapuchados. El episodio duró unos instantes y no hubo heridos. Arribó al lugar la Policía pero el conflicto se superó y la comitiva siguió el recorrido por otros puntos del cerro Belvedere, entre ellos, las casas incendiadas recientemente. Por la tarde, antes de partir hacia Bariloche, Anaya se reunió con Fisher.

“Estábamos afuera del predio esperando y acompañando a la comunidad, e ingresó hizo su ceremonia y regresó. Estuvimos afuera, llegó la Policía, dialogamos y explicamos cuál era nuestro objetivo”, señaló Huilipan.

Fisher denuncia que tanto Anaya como Huilipan sí ingresaron al predio privado sin permiso, pero que ante el conflicto, se retiraron.


Comentarios


Incidentes en la visita de un relator de la ONU