Incorporaron al debate los tatuajes de Arratia

La menor que aportó varias versiones dice que uno de los autores estaba tatuado



CIPOLLETTI (AC).- El Tribunal incorporó como última prueba en el debate el informe de los tatuajes que tiene Marcelo Arratia. Esta diligencia fue ordenada por el juez de Instrucción Pablo Iribarren a partir de los dichos de la menor que dice haber presenciado la agresión a las víctimas.

Como informó este diario, el pasado sábado el mayor de los hermanos involucrados por Kielmasz en el "97, fue citado en la división judicial de Cipolletti. "Querían ver qué tatuajes tenía", le contó Arratia a "Río Negro".

El médico policial Claudio Schoua examinó al imputado y describió en un informe todos los grabados que tiene en su cuerpo el ex detenido.

Schoua precisó que en el brazo derecho tiene un corazón y las palabras "Cristina y Marcelo", en el brazo izquierdo la letra "M", "Metal", un corazón de color azul, "M y T" y un corazón rojo; en la mano izquierda "tu y yo"; y en la espalda una mujer de cabello largo tipo murciélago. "Es una bruja", dijo el imputado.

Marcelo Arratia cayó en el centro de la investigación a partir de los dichos de la menor que declaró en el debate. La chica lo señaló en una rueda de personas como uno de los agresores, pero lo confundió con Guillermo González Pino.

Como la testigo también habló de "tatuajes", al día siguiente de esta diligencia Arratia fue citado otra vez por el juez.

En la audiencia de ayer, el presidente del Tribunal, César López Meyer, les informó a las partes que habían recibido un fax del Juzgado de Instrucción 12, en el que se informaba el resultado del examen de los tatuajes.

Después de que la secretaria leyera las conclusiones, López Meyer le dio la posibilidad a la acusación y defensores de realizar objeciones o alegar sobre ese punto.

"No tomé la declaración de la menor y no tengo nada que manifestar al respecto", dijo el querellante José O"Reilly. Los demás, directamente no hicieron comentarios.

Las confusas versiones de la menor obligaron a tomar diversas medidas en la causa "residual", investigación que continúa en manos del juez Iribarren con la finalidad de individualizar otros eventuales autores del hecho. Además del reconocimiento de Marcelo Arratia, se realizaron ruedas de personas con José Luis Arratia y Miguel Alberto Torres, otros imputados con falta de mérito. A ninguno lo reconoció.

Ahora esperan que llegue a la zona el primer involucrado en el hecho, para ver si la chica lo identifica. En su relato la testigo dijo que Hilario Sepúlveda (quien fue desprocesado por falta de pruebas), manejaba uno de los dos autos utilizados para el abordaje violento de las víctimas.

"Es una barbaridad. El único vehículo que sabe manejar Sepúlveda es la bicicleta", dijo el abogado Omar Eves Tejeda, quien lo defiende. "Ya hablé por teléfono con él y quiere presentarse cuanto antes", agregó.

Sepúlveda fue detenido el mismo día del hallazgo de los cuerpos, pero luego hasta el juez Iribarren consideró que su aprehensión formó parte de una hipótesis "armada" por la policía provincial.

La sentencia será el 2 de julio a la tarde

CIPOLLETTI (AC)- La lectura de la sentencia del triple crimen comenzará a leerse a las tres de la tarde del 2 de julio próximo. Lo que no puede predecirse es a qué hora terminará porque se sabe que será muy extensa. Para tomar una referencia: las 173 páginas de la requisitoria fiscal de elevación a juicio demandaron siete horas de lectura.

La fecha del 2 de julio es, de todos modos, provisoria. El presidente del Tribunal, César López Meyer, informó ayer que si en el repaso de las pruebas que realizarán estos días encuentran algún motivo para citar a una nueva audiencia, los plazos cambiarán.

Después de leer la sentencia en la causa principal, los jueces leerán las de las dos causas conexas por encubrimiento, contra Luis Minervini y José Luis Torres. Esos expedientes se ventilaron en juicio oral en simultáneo con el triple crimen.

Se estima que los tres integrantes de la Cámara -López Meyer, Evelina García y Juan Rotter- fundamentarán sus votos.

En el fallo, pueden darle la razón a la parte acusadora, a los defensores o a ninguno de los dos. Pueden llegar a una conclusión unánime o por mayoría.

La sentencia es apelable ante el Superior Tribunal de Justicia.


Comentarios


Incorporaron al debate los tatuajes de Arratia