Incrementarán las tarifas de agua en Río Negro

Lo reconoció Fernando Erica en una apertura de licitación en Cipolletti. El aumento sería gradual y no superaría el 20 por ciento. La suba serviría para capitalizar la empresa ante futuras obras.



CIPOLLETTI (AC).- En no más de un mes se incrementarán las tarifas de agua y cloacas en Río Negro, aunque en un porcentaje aún no cuantificado.

En Aguas Rionegrinas Sociedad del Estado (ARSE) comenzó un período de evaluación del actual cuadro tarifario, con posibilidades de un incremento que si bien todavía no se resolvió, “nunca sería superior al 20%, y en forma gradual, de acuerdo a cómo se vayan realizando las obras”, reconoció ayer el máximo responsable de la empresa, Fernando Erica.

El funcionario estuvo en esta ciudad para presidir con el intendente Julio Arriaga la apertura de una licitación para la estación elevadora principal, proceso clave para la planta de tratamiento de líquidos cloacales que se está construyendo en el paraje La Falda.

La revisión tarifaria es necesaria para evitar problemas de descapitalización en el futuro, pese a que “estamos cubriendo muy bien nuestros costos operativos”, de acuerdo a la explicación de Erica.

ARSE tiene 135.000 usuarios en toda la jurisdicción rionegrina y un muy elevado nivel de pago, del orden del 65/70 por ciento directo, que se eleva al 85/90 por ciento computando los planes de cancelación de deudas. La tarifa promedio de agua y cloacas es 25 pesos por bimestre.

En cloacas, por ejemplo, el promedio mensual en Río Negro es de 12,50 pesos, cuando la media nacional es de 18, un 50 por ciento por encima de lo que cobra ARSE.

“La descapitalización en una empresa de este tipo es grave. Si no se va generando el recurso para cuando haya que encarar obras de envergadura, habrá problemas”, sentenció.

Según Erica el análisis del cuadro tarifario se corresponde exclusivamente a las inversiones que requiere un plan de obras que incluye entre otras a las plantas de tratamiento de Cipolletti, Roca y Cinco Saltos, cloacas para San Antonio Oeste y módulos potabilizadores en distintas localidades, entre otras.

“Las obras hay que hacerlas y, a largo plazo, el financiamiento tiene que salir de las tarifas, para el recupero de la inversión” y agregó que en un plan quinquenal o decenal “hay que tener bien en claro qué inversiones van a ser necesarias y de dónde se van a obtener los recursos para cancelar los créditos que se tomen para amortizar esos emprendimientos”.

De acuerdo con la conceptualización de Erica la revisión tarifaria “está pura y exclusivamente vinculada con las obras”, y aunque se despachó con un lacónico “no tenemos idea” cuando se le pidió precisiones respecto del incremento, dijo enseguida que “en ningún caso será más del 20 por ciento”. En esa línea manifestó que en ARSE no se está frente a un panorama que amerite la necesidad de un aumento brusco. “A lo sumo, porque todavía no está decidido, habría un aumento gradual, en un determinado lapso de tiempo y de acuerdo a cómo hagan las obras”.

Cuando ARSE defina el porcentaje de incremento de sus tarifas deberá elevar la propuesta al DPA, que en este esquema funciona como ente regulador.

Los 135.000 usuarios generan un ingreso bimensual de casi 3.400.000 pesos, tomando como base los 25 pesos de promedio por factura. Si el aumento fuese del 20% ARSE elevaría sus recursos en casi 700.000 pesos, siempre por bimestre.

Erica se cuidó en enfatizar que el potencial 20 por ciento de incremento era un dato no firme. Empero, presionado por el periodismo, tuvo que reconocer que ese porcentaje “sería el máximo”.

Y dijo entonces que el análisis de este tema “recién ha comenzado” y si bien en un mes podría presentarse la propuesta de incremento al DPA todo depende de “cómo se arme el financiamiento de las obras”.


Comentarios


Incrementarán las tarifas de agua en Río Negro