Indagan cómo sobrevivir sin petróleo, valorando las energías alternativas

Los yacimientos grandes ya fueron explorados, dicen.



PARIS (AFP) - La consecuencias del huracán Katrina han reabierto el debate sobre nuestra dependencia del petróleo, mientras un barril a 80 ó 100 dólares ya no es una hipótesis descabellada y el fin de las reservas de petróleo en la tierra es una inevitable certeza, de aquí a pocos siglos.

La semana pasada, Goldman Sachs auguraba que el crudo se mantendría por encima de 60 dólares el barril en la próxima década, pero podría superar los 100 si hay algún problema con un gran país productor, como Arabia Saudí, Irán o Venezuela.

"Hemos vivido durante siglo y medio con energía abundante y barata. Eso sin duda se acabó. No es un choque, es un cambio de paisaje" resumió Jean-Marie Chevalier, director del Centro de Geopolítica de Energía de la Universidad Paris-Dauphine.

Además, parece evidente que "todos los grandes yacimientos -exceptuados en tres o cuatro países- ya han sido explorados", y "por cada dos toneladas de petróleo consu

midos en los últimos 20 años, sólo se ha descubierto una", aseguró el catedrático de Economía de la Universidad politécnica de Madrid, Roberto Centeno.

Pese a ser hoy caro y agotable, el mundo es "petróleo-dependiente", no sólo para llenar tanques de gasolina, sino también para generar plástico y pinturas, o tener calefacción. Es "indispensable" renovar nuestra "política energética", no sólo ahorrando, sino creando "nuevas tecnologías", dijo esta semana el presidente francés Jacques Chirac, lanzando la voz de alarma y abogando por la utilización de energías renovables.

La cuestión ahora es saber si esas energías -solar, eólica, hidráulica, de biocarburantes o leña- empiezan a ser rentables con un barril de petróleo hoy a 70 dólares, un precio triplicado en menos de cuatro años.

Una directiva de la Unión Europea (UE) establece que en 2010 la cuota de biocarburantes -carburante fabricado a partir de vegetales- en el consumo sea del 5,75%.

Actualmente esa parte apenas llega en promedio al 1%. Y ello pese a que "algunos biocarburantes", como el diester, serían competitivos con un petróleo a 65 dólares/barril, según la presidenta de la Agencia francesa del Medio Ambiente y Energía (ADeme), Michele Pappalardo.

En cambio, el etanol francés (de remolacha y maíz) no es rentable y cuesta casi el doble que la gasolina, con un barril a 70 dólares. Pero Brasil está consiguiendo produci etanol con caña de azúcar mucho más barato, que sí es competitivo frente a una gasolina a precios actuales.

El diester es una mezcla de gasóleo con aceites de plantas oleaginosas como colza, girasol o soja. El etanol se produce al añadir a los combustibles de hidrocarburos extractos de remolacha, cereales, patatas o restos vegetales.

Con los precios actuales del crudo, otras energías alternativas parecen al fin rentables. La calefacción con leña, con un barril a 60 dólares, "es competitiva ante el combustible de fueloil", según Pappalardo. Y la energía eólica ya lo es a las cotizaciones de hoy del crudo, según el presidente del Sindicato de Energías Renovables (SER), André Antolini.

Pero nuestra adicción al petróleo y sus derivados va mucho más allá. "Todos los productos de uso común se hacen a partir de petróleo", destaca al diario francés Libération Antoine Gaset, especialista de química agro-industrial.

El omnipresente plástico, por ejemplo, símbolo de la sociedad postindustrial. "Las materias plásticas han alcan

zada tal nivel de competitividad que los productos de origen vegetal tardarán 20 años en igualarlo", afirma Gaset. Y cuando en el planeta se extingan las reservas de crudo, el experto augura que "las últimas gotas de petróleo servirán para hacer plástico".

A todo esto, el Centro de Geopolítica de Energía de la Universidad Paris-Dauphine resumió que:

* Las reservas mundiales de crudo varían de acuerdo a los avances en las tecnologías de extracción, especialmente en las de perforación mar adentro, pero la palabra final la sigue teniendo el precio mundial del crudo, pues éste estimulará o desincentivará tanto la exploración con fines de descubrimiento como la extracción desde yacimientos con costos más altos.

* Se estima que el consumo mundial de petróleo se incrementará en 39.8 millones de barriles al día (una tasa promedio de 1.9 por ciento al año), desde un consumo de 73 millones de barriles/día en 1997 a 112.8 barriles/día en el 2020.

* Se estima que los países asiáticos, excluyendo a Japón, contribuyan con un 29%, del aumento mundial del consumo de petróleo, hasta este año.

* América latina muestra un incremento en el consumo, de acuerdo a su crecimiento económico, y se espera que sea moderado, sobre el porcentaje actual.

* El petróleo es mayormente usado en el sector transporte, y también como fuente de poder y de calor en los procesos industriales. En los países industrializados, la mayor parte del aumento en el uso de petróleo, se proyecta en el sector transporte.

* En los países en desarrollo, el sector transporte también muestra el más alto crecimiento, pero a diferencia de los países industrializados, el aumento del consumo de petróleo para otros usos, es causado en parte por la sustitución de otros combustibles (el uso de leña para cocinas y calefacción), por los derivados del petróleo.

Notas asociadas: Irak, la segunda reserva mundial La producción alcanzará su punto máximo en el 2015  

Notas asociadas: Irak, la segunda reserva mundial La producción alcanzará su punto máximo en el 2015  


Comentarios


Indagan cómo sobrevivir sin petróleo, valorando las energías alternativas