Independiente, condenado al TNA 2

Perdió de local con Gimnasia. Una vez más, Lucas Bianco salvó la ropa en el "Rojo".

NEUQUEN (AN).- Faltaban 49 segundos y el tablero marcaba 80-80. Sin embargo, Independiente tuvo instantes fatales, una pérdida y un técnico le complicaron la vida y la victoria fue para Gimnasia, que se llevó la victoria para La Plata.

Fue 90-87, en un partido que siempre favoreció a los visitantes, pero que se cerró en el final, a partir de los propios errores del «Lobo».

Con más garra que buen juego, el «Rojo» neuquino se puso a tiro en el epílogo del encuentro. Cuando cumplió con el objetivo de empatarlo, el panameño Reykjavik De Grazia sacó de la galera una jugada de tres puntos y ahí se empezó a definir la historia.

En la jugada siguiente, el local la perdió en ataque, llegó una falta técnica a Luciano Alonso y todo se derrumbó. En ese momento apareció la mano caliente de Walter Cordero, que anotó 8/10 en libres y le dio el triunfo a Gimnasia.

En Independiente debutó el pivote Ernesto Currat, quien no desentonó, pero dejó en claro que todavía le falta para acoplarse al equipo que conduce el «Boti» Santángelo.

Lo cierto es que el retoque por Juan de Dios Cansina no trajo suerte, porque el quinteto neuquino perdió luego de cinco éxitos en el Ruca Che.

De todos modos, está claro que la movida es muy reciente y que el interno puede transformarse en una pieza vital.

Anoche, por lo pronto, el único que rindió a pleno fue Lucas Bianco. Se cargó el equipo al hombro, apareció en los momentos clave y, como en los anteriores, juegos, fue la principal vía de gol.

Con el resultado de ayer, Independiente quedó condenado a jugar en el TNA 2. Antes del arranque del torneo, esta era una posibilidad que no se descartaba, pero por la paridad que se había dado en la zona Sur, el sueño de jugar con los mejores creció fecha tras fecha.

Sin embargo,anoche se terminó la ilusión y habrá que encarar la próxima fase con las pilas puestas. Primero, se tendrá que esquivar el descenso y después, intentar pelearlo más arriba posible.

El peor marco de público

Por algo los dirigentes quieren volver a la «Caldera». Anoche, en el Ruca Che, se vio el peor marco de público desde que Independiente volvió al Torneo Nacional de Ascenso (TNA). Apenas 400 personas se acomodaron en el gigante del barrio San Lorenzo, que quedó más grande que nunca.

Para el próximo compromiso como local, es una fija que el quinteto de Mauricio Santángelo volverá a su verdadera casa y ahí sí se sentirá la presión del público. De hecho y aunque sea un marco escaso, 400 almas le darían una escenografía muy diferente a la de anoche.

 

• ¿Más cambios? El de Ernesto Currat por Juan de Dios Cansina sería sólo el comienzo. Algunos rumores indican que habría otro cambio en el plantel neuquino, de cara a la recta final de la competencia.

Y para seguir con la movida, otra vez podría ser un retoque nacional. Incluso, hay un nombre que se mantiene en reserva. El nombre empieza con F, el apellido con R y ya coqueteó con el «Rojo». Otro dato: es perimetral.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora