Inédita operación de una joven paralítica en Italia

Con microcirugía se pretende devolverle la movilidad en las piernas





ROMA (EFE) – Una joven paralítica de Bergamo (norte de Italia) ha sido la primera persona del mundo en someterse a una intervención quirúrgica para recuperar la movilidad, que conecta la médula espinal con los músculos paralizados a través del nervio ciático.

Gigliola Centurelli, de 27 años, abandonó ayer el Instituto de Rehabilitación de Montecatone (Bolonia) tras superar el período de convalecencia de la operación, practicada el pasado 26 de julio por Giorgio Brunelli, considerado el padre de la microcirugía en Italia.

En la revolucionaria intervención, de más de doce horas, Brunelli puso en práctica una técnica que hasta ahora sólo había podido experimentar con animales, con «excelentes resultados», explicó el experto al diario «La Repubblica». La técnica consiste en utilizar una parte del nervio ciático de la paciente, extraído del muslo, para conectar la parte superior de la médula espinal dañada con los nervios de los músculos que se pretenden reactivar: el glúteo superior e inferior y el cuádriceps.

Después de la convalecencia postoperatoria, Centurelli deberá someterse a un larguísimo proceso de rehabilitación de dos años y medio, con fisioterapia y electroestimulación, al término del cual no recuperará completamente el uso de las piernas, pero podrá dar algunos pasos y quizás caminar.

«Tras más de 20 años experimentando en ratas y simios con excelentes resultados, era natural que se intentase en el hombre, pero yo no lo busqué», dijo Brunelli, que ha sido criticado por una parte del mundo científico y académico por experimentar con el ser humano. Incluso el actor estadounidense Christopher Reeve, paralizado desde 1995, aseguró recientemente a la televisión que la operación llevada a cabo por Brunelli es «un experimento inmoral».

Brunelli, de 75 años, explicó que fue el marido de la joven paralítica el que acudió a él en busca de una solución para su esposa y que, de las tres opciones posibles, ésta se decantó por la técnica que utiliza el nervio ciático.

«Quiero intentarlo, porque no tengo nada que perder. Es mi vida», aseguró la joven, que desde marzo pasado se mueve en silla de ruedas como consecuencia de un accidente de tráfico en el que se fracturó la décima y undécima vértebras y que la mantuvo tres meses en coma.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Inédita operación de una joven paralítica en Italia