Inflación: dicen que hubo pronósticos errados





El subsecretario de Programación Económica, Sebastián Katz, remarcó ayer que «hubo pronósticos equivocados» de parte del sector privado con respecto a la inflación que se esperaba superaría en julio el 1 por ciento y ello no sucedió, pero admitió que «todavía hay precios que restan acomodarse».

De todos modos, señaló que «estas subas de precios ocurren en un proceso de exceso de oferta en el mercado de cambios», por lo cual subrayó que «no hay factores o fundamentos de naturaleza macroeconómica que permitan afirmar que estamos frente a una escalada o una aceleración inflacionaria».

«Hubo un conjunto de pronósticos equivocados, mal formulados», afirmó Katz a FM Milenium, cuando se le preguntó sobre el motivo de que la inflación haya resultado del 1 por ciento en julio, cuando se esperaba una cifra superior. Con todo, el funcionario puso de relieve que «en ningún momento hubo una estimación por parte del INDEC que diera por encima del 1 por ciento».

«Hubo pronósticos de analistas del sector privado que proyectaban una aceleración de la tasa de inflación a niveles un poco más elevados, que fueron erróneos», indicó Katz. Sin embargo, afirmó que el resultado de julio «no quiere decir que no haya sido un índice relativamente elevado», y admitió que «todavía hay precios rezagados acomodándose».

Al respecto, explicó que «tras el colapso de la Convertibilidad, hubo una primera fase donde un conjunto de precios, en particular los de los servicios, que en términos relativos quedaron rezagados». «Recién en la última parte de 2004 y durante 2005, experimentaron una recomposición importante», añadió Katz, quien subrayó que «este proceso de recomposición de precios relativos es lo que explica las subas de precios». «Lo que hay que cuidar en este proceso de reacomodamiento de precios relativos, es que no haya mecanismos de propagación de estos impulsos a través de expectativas o prácticas de precios», indicó el funcionario.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos De la Vega, confió ayer en que el gobierno no dejará que se desborde la inflación, en tanto rechazó eventuales trabas a la libre competencia «por el Estado o por las empresas». Al hablar con periodistas este mediodía en la sede de la CAC, De la Vega señaló que «estamos seguros de que la inflación no se va a salir de control», y aclaró que «no vemos en la agenda de nadie en el gobierno controles de precios».

Al ser consultado sobre las recientes multas aplicadas por el gobierno a compañías que operaban en forma de cartel, señaló que «siempre fuimos partidarios de la libre competencia» y aclaró que «nos quejamos si se la traba tanto desde del estado como por las empresas».

De la Vega destacó el incremento de las ventas de los comercios pero señaló que «la incógnita es el mediano plazo» y que «hay que despejar dudas de los empresarios». (DyN)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Inflación: dicen que hubo pronósticos errados