Inhabilitada, pero facturó



No se escatimaron gastos para la fiesta por los 10 años de gobierno kirchnerista. Según confió un funcionario de la Casa Rosada antes de la celebración, el acto del 25 de mayo podría costar unos 20 millones de pesos en total, desde la construcción de escenarios, iluminación y sonido, hasta el financiamiento de los micros que se alquilaron para el traslado de militantes e incluso comida y entrega de 100 pesos para algunos de ellos. Pero los militantes no fueron los únicos beneficiados con la fiesta K, la empresa que se llevó la mayor parte de la obra de los escenarios se quedó con un jugoso contrato por $ 2.704.356, a pesar de encontrarse inhabilitada por el propio Gobierno que la contrató. La firma Show Service SA tenía “certificado fiscal para contratar” –según se desprende de los registros de la AFIP– vigente sólo hasta el 12 de octubre del año pasado, pero a pesar de eso, la eligieron para montar el enorme escenario sobre la Plaza de Mayo. Incluso cuando la compañía firmó “declaro bajo juramento, que la firma se encuentra habilitada para contratar con la Administración Pública Nacional”.


Comentarios


Inhabilitada, pero facturó