Inhabilitaron a más de 3.500 deudores del ex BPRN

El Banco Central calificó como seis a los deudores del ex banco rionegrino. Esa categoría excluye a esos clientes de cualquier nuevo préstamo. Una buena parte -curiosamente- se beneficia porque la provincia no puede identificarlos. Economía recaudó este año sólo 2 millones sobre una deuda total superior a los 70 millones. Además, las entidades intermedias se muestran desinteresadas en recibir esa cartera de pasivos para su cobranza.



VIEDMA (AV).- Entre 3.500 y 4.000 deudores del ex BPRN están registrados como incobrables por el Banco Central de la República Argentina. Esa identificación representa la imposibilidad de acceder a nuevos créditos.

Mientras tanto, la provincia recuperó este año sólo 2 millones de la cartera del ex banco rionegrino. Ese ingreso se logró casi sin mecanismo de cobro ya que durante el 2000 el gobierno decidió la transferencia de esos pasivos a entidades intermedias, aunque ninguna cesión se concretó todavía.

En la privatización, la provincia se quedó con 5.500 carpetas de deudores -con los menores niveles de pagos- y más de 70 millones originales, con 20 millones del sector frutícola y 50 millones por préstamos personales, tarjetas y créditos comerciales o industriales.

El gobierno provincial mantiene trimestralmente notificado al Banco Central. Esta entidad asignó una calificación “seis” a los deudores del ex BPRN, como todos “aquellos que mantienen obligaciones incumplidas con bancos privatizados o en liquidación”, explicó una fuente del organismo rector.

También, se reconoció que los deudores que no están puede responder a la falta de identificación -Cuil o Cuit- por parte de la provincia, admitiendo que el Banco Central en ocasiones devolvió parcialmente listados que no disponían de esos datos.

Esa calificación “seis” se traduce en la total imposibilidad de acceder a otros créditos, a partir de la información que el Banco Central transmite a los órganos de informaciones (Veraz).

Simultáneamente, Economía comunica por trimestre sobre el desarrollo de su cartera. La provincia dispone de un plan de regularización pero sólo la cancelación total permite la recategorización.

Asimismo, el nivel de pago se mantiene bajo. Economía estimó que los ingresos del 2000 rondarán los 2 millones. El año pasado se cobró por 5 millones aunque existía una estructura mayor. Ninguna suma es representativa frente a una cartera superior a los 70 millones.

El gobierno de Pablo Verani decidió este año transferir los créditos por cobrar a las entidades intermedias.

Pero, varios meses después, sólo la Federación de Sociedades Rurales avanzó en esa recepción, concentrando 200 deudores y algo más de 2 millones (deuda al 1996). El traspaso también será inminente a los entes de General Conesa y Línea Sur, con algo más de 150 deudores y cerca de 4 millones.

Las restantes entidades se mostraron -cuanto menos- desinteresadas.

El inicial ofrecimiento se dirigió a la Federación de Productores Frutícolas pero desistió del manejo de la cartera del sector, con 1.100 carpetas y casi 18 millones.

El gran volumen corresponde a pasivos de tarjetas, personales y comerciantes, con 2.900 carpetas y 36 millones.


Comentarios


Inhabilitaron a más de 3.500 deudores del ex BPRN