Inicio de semana con el dólar como termómetro

Hubo reuniones en la Rosada. Hoy Kicillof en París.





Archivo

Desde hoy, todas las miradas estarán puestas en lo que suceda con el comportamiento de la cotización del dólar, tanto en el oficial como en el paralelo.

El blue no detiene su ascenso y la semana última no dio respiro, con escaladas de 25 centavos promedio día a día. El viernes terminó en 12 pesos. Todo fue en medio de malabares verbales del jefe de Gabinete Jorge Capitanich, quien intentó contener lo que se desmadraba, y evidencia que el gobierno aún no le encuentra solución a la escalada que desangra las reservas del Banco Central.

Capitanich llegó al colmo de negar el cepo cambiario al afirmar que en la Argentina “hay un sistema libre y único de cambio a través del Banco Central. Además, remarcó que el sistema financiero “es líquido y solvente”. El cambio oficial de la divisa, al que no pueden acceder la gran mayoría de los argentinos por la prohibición del gobierno nacional, sumaba seis centavos a $ 6,83 en el promedio de bancos y casas de cambio porteñas. De esta manera la brecha entre el dólar paralelo y el oficial se ampliaba a 73%. Con este frente de tormenta que creció toda la semana, el gabinete económico en pleno desfiló en las últimas horas por la Casa Rosada.

Algunos analistas están solicitando el desdoblamiento cambiario para sortar esta crisis.

La presidenta Cristina Fernández instó a cuidar los dólares y acelerar la salida a los mercados, es decir, tomar deuda en dólares del exterior. El plan de la vuelta al sistema financiero internacional no es nuevo, pero Economía acumula ahora varias ofertas para emitir deuda a tasa de un dígito si cumple ciertas condiciones. El primer paso lo dará hoy Axel Kicillof en Francia, en una reunión con los representantes de los acreedores del Club de París.

En la Rosada se analizó cuánto poder mantiene el Banco Central, para frenar el drenaje de reservas que para Capitanich, es estacional, y cuánto puede aportar la Anses que, según fuentes de mercado, en la última semana salió a vender Bonar 17 en un intento de contener la escalada del dólar.

Pero del otro lado, la salida de dólares por el déficit energético se mantiene –se estima en US$ 9 mil millones para este año, lo mismo que el saldo total del comercio exterior– y el Gobierno busca ajustar el “flujo de caja” del Central para garantizar otras importaciones. (DyN y Télam)


Comentarios


Inicio de semana con el dólar como termómetro