Inmobiliarias en bariloche enfrentan aguda crisis

Sostienen que la rentabilidd es baja y las ventas peores a las del año en que tuvo lugar la erupción del volcán Puyehue.





VENTA DE TIERRAS

Las distorsiones que afectan la compraventa y el alquiler de propiedades, la falta de crédito y el llamado “cepo” cambiario pusieron al mercado inmobiliario local ante una crisis que algunos calificaron como la más grave de su historia.

Directivos del Colegio de Corredores y Martilleros Públicos aseguraron que tener hoy una inmobiliaria es “para trabajar a pérdida” y muchos optaron por achicarse de sus antiguos locales a una pequeña oficina, como alternativa al cierre definitivo.

La presidente del Colegio, Laura Pérez Lavayén, dijo que las restricciones para adquirir dólares frenó las operaciones de compra y multiplicó la demanda de alquileres, que se pactan en pesos. “Hoy es muy escasa la disponibilidad viviendas ni departamentos para alquilar permanente -explicó-. Porque se construye poco y porque el buen momento turístico vuelca a muchos propietarios al alquiler temporario”.

Pérez Lavayén recibió a “Río Negro” en compañía de otros miembros del colegio: Andrea Pena, Alejandra Guerra, Serguio González y Ricardo Remiro.

Pena dijo que hace más de dos décadas que trabaja en el rubro y “el 2014 es el peor año” que recuerda. “La caída es más abrupta que en la crisis del volcán”, aseguró.

Otro de sus colegas señaló que la población de Bariloche siempre está en crecimiento y que la búsqueda de alquileres se multiplicó en los últimos años por distintos factores: “la gente que llega desde las grandes ciudades en busca de seguridad, la expansión de Invap, los matrimonios que se separan y la mayor oferta universitaria”.

De todos modos los martilleros aseguraron que la “renta” que perciben los dueños ya no es la de otras épocas. González señaló que “históricamente se consideró que un alquiler mensual debe equivaler al 1% del valor de la propiedad. Si fuera así, una vivienda de dos ambientes que hoy cuesta 80 mil dólares se tendría que alquilar a 10.400 pesos, pero el alquiler en la realidad es más bajo porque la gente no lo puede pagar”. Recordó que en Bariloche “hubo un momento en el que los alquileres rendían más que en cualquier lado, hasta 1,5 ó 2%”.

Otra historia muy distinta es la compraventa de inmuebles, que está casi paralizada, porque a pesar de la escasez de dólares los propietarios son reticentes a vender en otra moneda, “salvo que necesiten pagar indemnizaciones, deudas en pesos u otras obligaciones inmediatas”. Si no es así, optan por conservar el capital.

Pérez Lavayén dijo que el plan Procrear del gobierno nacional sirve “pero no alcanza”, además tiene plazos muy estrictos y exige terrenos a valores casi imposibles de conseguir.

“Otro factor que suma -explicaron los martilleros-, es la creciente presión de la AFIP. A veces hay gente con dinero suficiente para comprar, pero es plata negra y hoy cualquier operación de más de 200 mil pesos debe tener su declaración jurada y demostrar el origen del dinero”.

Agregaron que la caída general de la actividad está asociada también a un cierto cambio cultural, por el cual “los jóvenes de 20 a 30 años a lo mejor andan en un cero kilómetro, un auto bárbaro, porque a ese valor llegan y porque hay crédito. Pero en la casa propia ni piensan, asumen que es inaccesible y que van a alquilar toda la vida”.

En Bariloche existen unas 20 inmobiliarias. Otra preocupación de los martilleros matriculados es la competencia de los “truchos” que se manejan por internet o por publicaciones informales y “venden en cualquier café”, sin tener habilitación. Consideraron que la responsabilidad de la fiscalización es “del municipio y de la Inspección General de Personas Jurídicas”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Inmobiliarias en bariloche enfrentan aguda crisis