Innovación en la producción

<span style="text-transform:uppercase">Cómo hacerse un lugar en la industria a fuerza de creatividad y trabajo.</span>



1
#

Miguel Gambera(Foto: &lt;span style=&quot;text-transform:uppercase&quot;&gt;Los packers de Texproil se exportan a varios pa&iacute;ses. &lt;/span&gt; )

2
#

mundo pymes

Pese a lo que puede parecerle a cualquier vecino, la industria petrolera tiene fuertes reparos a la hora de innovar. La apuesta por lo conocido es muy difícil de perforar, sobre todo si se trata de herramientas para pozos que ya están en producción.

Ésa es la historia que tres socios se propusieron cambiar. Con el desarrollo de packers –herramientas que se utilizan para controlar la presión– ingresaron al mercado petrolero en el 2004. Ahora exportan su última versión patentada para pozos inyectores multizona, que se está utilizando en Colombia, Estados Unidos y Medio Oriente. Con un fuerte arraigo en la Cuenca San Jorge, pese a estar instalada en el parque industrial de Cipolletti, la firma Texproil cuenta hoy con 85 empleados y tres bases y espera incrementar su producción con la incorporación de tecnología robotizada.

Fernando García, uno de los tres socios, explica en diálogo con “Río Negro Energía” que los primeros desarrollos en ingeniería que realizaron se concentraron en yacimientos convencionales. “Tuvimos la oportunidad de conseguir un contrato con PAE (Pan American Energy) y demostrar la calidad de nuestras herramientas. Fue la misma empresa la que nos vinculó en todo el mundo con sus operaciones”, comenta.

Con Horacio Burgos y Néstor Suane, los otros socios gerentes, llegaron a operar un pozo para poner en funcionamiento las herramientas que ellos mismos habían diseñado. Actualmente sólo se dedican a producirlas: anualmente pueden terminar unos 3.000 packers. Solamente PAE tiene 700 pozos operando con sus herramientas, la mayoría de ellos en Cerro Dragón, el principal yacimiento petrolero del país.

“Lo no convencional es nuevo; con las primeras experiencias que se han hecho en la región, las operadoras por lo general importaron las herramientas”, explica Burgos y agrega que “una de las cuestiones que más cuestan es que las operadoras confíen en alguien local”.

Consultados sobre el desarrollo que se prevé para Vaca Muerta, donde se están vinculando inicialmente a YPF, coincidieron en que habrá que esperar algún tiempo. “Muchas empresas con las que iniciamos contactos nos transmiten que esperan otras condiciones y seguridades, principalmente jurídicas, para destrabar las inversiones”.

El 50% de la facturación de Texproil corresponde a sus exportaciones. Sin embargo, las trabas a la importación de materias primas y tecnología los ha afectado como a otros sectores de la industria. Los atrasos de estos componentes representan obstáculos difíciles de sortear en la producción planificada con un año de anticipación.

La empresa está ubicada en cipolletti y tiene 85 empleados.


Comentarios


Innovación en la producción