Inquieta



El tango tardó unos años en llegar a la vida de Silvana Grill. De chica, mientras vivió en Roca, cursó la carrera de danza clásica y contemporánea. Pero, como suele ocurrir con la mayoría de los estudiantes, después de terminar el secundario, eligió otros rumbos. El de ella fue Buenos Aires.

Primero, hizo vanos intentos por entrar en el teatro San Martín. Pero fueron los pequeños saloncitos, más precisamente uno que le quedaba a la vuelta de su departamento de estudiante, el que terminó por volcar su vocación hacia el ritmo de 2 x 4.

Y así, antes de cumplir 20 años, la milonga la atrapó por completo. Tanto, que no sólo dio clases de tango en las escuelas de Horacio Godoy, Osvaldo Zotto, Graciela González: sino, que inquieta como parece, formó su propia compañía de danzas, “No bailarás”, y desde 2004 dirige la Academia de Estilos de Tango, donde anualmente se beca a 44 especialistas en la materia para profundizar en esta música tan argentina.

El espectáculo que hizo con la compañía, “Grotesca pasión trasnochada”, no sólo llegó parcialmente al Festival de Tango de París, en 2006, sino que estuvo a comienzos de este año en el teatro Maipo de Buenos Aires (con muy buena crítica en los diarios nacionales), y por si fuera poco, hace menos de un mes, el mismo espectáculo viajó a Hong Kong, donde el fenómeno del tango es casi tan fuerte como el local.

Ahora está de paso por la región. En breve se va a Buenos Aires, a seguir buscando sus raíces en el tango.


Comentarios


Inquieta