Inquietud en barrios del oeste neuquino por brote de tos convulsa

NEUQUEN (AN)- "Estamos preocupados por la situación de los vecinos de la zona y por el estado de abandono de la salud", sostuvieron los representantes de la Red Intersectorial de Apoyo a la Niñez y Adolescencia de la Zona Oeste, en referencia a la deficiente atención médica de los vecinos de ese sector de la ciudad.

Durante la conferencia de prensa que se realizó en el salón comunitario "Don Jaime", los integrantes de la Red criticaron la falta de un centro de salud en la zona y denunciaron que existe un brote de tos convulsa en toda la provincia, y en especial en el área de cobertura del hospital Heller, que no está siendo tratado como corresponde.

Hace cinco años se instaló un tráiler sanitario, dependiente del Heller, para la la atención médica de quienes viven en los barrios Hipódromo, Los Hornos, Valentina Norte Rural, Almafuerte I y II, Hibepa, Cuenca XV y Toma Esfuerzo. El tráiler surgió como una medida provisoria hasta tanto se construyera el Centro de Salud solicitado por los vecinos.

Según una nota firmada por el actual ministro de Salud y Seguridad Social, Fernando Gore, la obra fue incluida en el presupuesto provincial del año pasado. Sin embargo, el padre "Tony", miembro de la Red Intersectorial de la Zona Oeste, señaló que "del Centro de Salud aún no hemos visto ni siquiera un ladrillo".

Los representantes de la Red relataron que, a raíz de las denuncias de los vecinos, a mediados de junio se cerró el viejo tráiler que estaba instalado en el lote 1, manzana 6, de Toma Esfuerzo. El 13 de julio se instaló un nuevo tráiler con mayores comodidades en el mismo lugar, pero se redujo la cantidad de personal para atender a los pacientes.

Durante la conferencia de prensa donde se reclamó la construcción del Centro de Salud, también se informó que, en el área de cobertura del hospital Heller, desde fines de abril se detectaron 60 casos de tos convulsa o coqueluche, de los cuales hay 35 que fueron analizados y 18 confirmados.

Los análisis para detectar la presencia de esta enfermedad llevan un mes, por eso muchos casos tardan en ser confirmados.

Carmen Poblete, profesional del hospital Heller, explicó que este año "se detectaron 400 casos en la provincia, de los cuales 200 fueron confirmados como tos convulsa, y sabemos que hubo varios casos fatales".

"No se puede cortar la cadena epidemiológica si no hay una vacunación masiva en la zona", sostuvo Poblete, "aunque la vacunación no resulte completamente efectiva para evitar que el niño contraiga la enfermedad, es necesario que se cumpla con esta medida preventiva".

"Cuando se detecta un caso, inmediatamente hay que tomar medidas de prevención y verificar la vacunación a cuatro cuadras a la redonda del domicilio del paciente", agregó Silvia Bosani, enfermera del hospital Heller que trabaja en el tráiler de Toma Esfuerzo. "Esto no se está haciendo y los controles se realizan en forma esporádica y tardía", añadió la profesional.


Comentarios


Inquietud en barrios del oeste neuquino por brote de tos convulsa