Inspeccionaron el sitio donde mataron a joven de Viedma

Los jueces también escucharon a cuatro testigos del crimen.



#

Magistrados y las partes hicieron una reconstrucción del crimen de septiembre del 2010.

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV)- Una inspección ocular en el lugar del crimen y la declaración de cuatro testigos, fue la actividad que se registró ayer en el juicio que se sigue por el homicidio del joven Maximiliano Vince. A primera hora de la mañana, los jueces Eduardo Giménez, Gustavo Azpeitía y Juan Bernardi y las partes se trasladaron a la ruta Tres en inmediaciones de un cabaret y frente a las 1.016 Viviendas. Allí, en la madrugada del 10 de septiembre del año pasado el joven fue atacado por otros tres muchachos a golpes y puñaladas, desangrándose prácticamente en el lugar. Los imputados Julián Zelay, Diego Tarruella y Juan Tolosa, jóvenes de entre 18 y 21 años llegaron al juicio imputados del delito de “homicidio simple”, para el cual el Código fija una pena de ocho a 25 años de prisión. Se pudo observar que los jueces, el fiscal, los defensores de los tres imputados y abogada querellante se trasladaban a uno y otro lugar cerca de la garita donde aquella madrugada se encontraban travestis con quienes la víctima dialogaba sin descender de su moto, en el momento de ser sorprendido por sus agresores. Al parecer los jueces trataron de ubicarse en los distintos ángulos descriptos por los testigos para obtener una visión más completa sobre el relato aportado por cada uno de ellos de lo observado aquella madrugada. Todos coinciden en que los agresores se dieron a la fuga en dirección al barrio de las 1.016 Viviendas donde residen los tres imputados. En ese sector se encontró a varias horas del hecho un cuchillo ensangrentado y prendas con manchas, en los distintos allanamientos realizados en las viviendas que ocupaban los imputados. Cuatro testimonios Los jueces escucharon luego a cuatro testigos. Uno de ellos llegó al lugar cuando el joven aún estaba con vida y se ofreció para llevarlo hasta el hospital. Un cuidador de autos fue llevado por la fuerza pública a tribunales. Pidió declarar sin la presencia de los detenidos pero no se le concedió. También fueron escuchados dos policías. Para hoy han sido citados otros testigos, cuyos paraderos fueron difíciles de ubicar, como el caso de algunos travestis. Además en esta jornada podrían ser los alegatos de la Fiscal de Cámara, las defensas y la querellante que representa a la familia de la víctima con lo que se pondría fin a este juicio y sólo restaría la sentencia. En los alegatos se conocerá el pedido de sanción de la Fiscal de Cámara, Adriana Zaratiegui, y el planteo de las defensas sobre las cuales luego deberá definir el Tribunal.


Comentarios


Inspeccionaron el sitio donde mataron a joven de Viedma