Inspecciones sanitarias a más de 8.000 ovinos

Las realizó el Senasa en el paraje rionegrino Blancura Centro. El procedimiento incluyó más de 6.000 caprinos. Ya llevan inspeccionados animales de 52 establecimientos.



#

A algunos animales se les aplicó antiparasitarios inyectables o en baños de inmersión.

Gentileza

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó inspecciones sanitarias y tareas de saneamiento a 8.058 ovinos y 6.054 caprinos en 52 establecimientos ubicados en el paraje rionegrino de Blancura Centro. Las tareas de los técnicos operativos e inspectores veterinarios del Centro Regional Patagonia Norte durante los primeros veinte días de enero, se desarrollaron en el marco del Programa de Sarna y Melofagosis Ovina que se implementa de manera conjunta con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, la Unidad de Ejecución Provincial de Ley Ovina y las sociedades rurales. El saneamiento se realizó en pos del mejoramiento sanitario de las majadas y fue en conjunto con los productores a través de sus correspondientes Comisiones Zonales de Sanidad Ovina, con la utilización de agroinsumos suministrados gratuitamente por el Senasa y en calidad de préstamo al productor por parte del Ente de Desarrollo para la Región Sur. “Detectamos la presencia de melofagosis en algunos animales de este paraje, por lo cual iniciamos las tareas de saneamiento a través de la aplicación de antiparasitarios inyectables o en baños de inmersión con esos productos, en los lugares en que se disponía de instalaciones acordes y de agua, a pesar de la sequía imperante”, describió el inspector veterinario Jorge Martínez, coordinador del operativo. Los profesionales de la coordinación de Sanidad Animal son los responsables de inspeccionar el estado sanitario de los animales y emitir las correspondientes certificaciones sanitarias que permiten el movimiento de los mismos. Buena predisposición El veterinario del Servicio destacó “la predisposición de las familias productoras y los respectivos referentes de las Comisiones de Sanidad Ovina para controlar y erradicar las enfermedades que padecían sus animales”. “De acuerdo a nuestro plan de trabajo, durante febrero continuaremos con las mismas tareas sanitarias en los restantes parajes de la región y con la misma metodología de trabajo en conjunto con los productores”, resaltó Martínez. Las actividades resultan claves para el mantenimiento de la sanidad animal en campos de la región, lo que garantiza la supervivencia de los animales y la calidad de la producción de lanas y carne que tiene distintos mercados de destino.


Comentarios


Inspecciones sanitarias a más de 8.000 ovinos