Instructora judicial logró escapar de presuntos secuestradores 17-11-03



BUENOS AIRES (Télam).- Una instructora judicial de una fiscalía de Lomas de Zamora evitó ser secuestrada cuando esquivó con su auto a delincuentes que la encerraron en dos vehículos en inmediaciones de su casa y a cuatro cuadras de una comisaría de la localidad bonaerense de Villa Ballester.

Fuentes judiciales dijeron que al radicar la denuncia, que ahora investiga la fiscalía 2 de San Martín, la funcionaria identificada como Miriam Pesce, dijo que ya había recibido amenazas e intimidaciones y las vinculó con causas por homicidios que le tocó investigar. Durante la mañana de ayer, policías de San Miguel Oeste detuvieron a tres sospechosos armados en dos autos, y si bien en un principio se pensó que eran los autores de la intimidación a la instructora, esto luego fue descartado.

“El color y otras características de los dos autos que la instructora judicial describió como los vehículos que la encerraron, no se corresponde con los de los rodados en los que iban los sospechosos atrapados en San Miguel”, agregaron las fuentes.

La investigación iniciada en San Martín por la fiscal Fabiana Ruiz apunta ahora a determinar el origen de la intimidación denunciada por Pesce. “Estamos analizando las amenazas anteriores de las que fue víctima la instructora para determinar el origen de lo que le ocurrió”, dijeron fuentes judiciales.

Sobre Pesce, las fuentes dijeron que la instructora judicial trabaja en la fiscalía 15 de Lomas de Zamora a cargo de Guillermo Morlaschi.

El episodio se inició antenoche cuando la mujer circulaba en su auto por Arenales y La Paz de Villa Ballester, a cuatro cuadras de la seccional Novena de San Martín con jurisdicción en la zona. Según las fuentes, “Pesce vive por la zona y cuando circulaba en su auto, fue encerrada por dos vehículos en una clara intimidación o intento de capturarla, pero la funcionaria zafó de los delincuentes y luego se presentó en la comisaría”.

El caso de Pesce se suma al de otros funcionarios judiciales amenazados o intimidados en los últimos 33 días. Con este episodio ya son siete las víctimas de amenazas o intimaciones que en algunos de los casos terminaron en tiroteos o secuestros. La seguidilla de intimidaciones se inició el 13 de octubre, cuando el fiscal platense Víctor Violini recibió en su despacho una carta mediante la cual lo amenazaban tanto a él como a sus colaboradores.


Comentarios


Instructora judicial logró escapar de presuntos secuestradores 17-11-03