Inteligencia de EE. UU. ve precario gobierno en Irak

Crecen las críticas internas y externas sobre Al Maliki. Creen que mejora la seguridad, pero la violencia es alta.



#

La violencia sectaria socava todos los intentos de unificar al país.

CRAWFORD, EEUU (AP/AFP ) _ El gobierno iraquí quedará en una posición cada vez más precaria en los próximos seis a 12 meses y sus fuerzas de seguridad no han mejorado lo suficiente como para operar sin la ayuda internacional, concluyeron los analistas que elaboraron un nuevo Cálculo de la Inteligencia Nacional.

Pese a algunas mejoras, los analistas concluyeron que el nivel de violencia general es elevado, los grupos sectarios iraquíes permanecen irreconciliados y al-Qaida puede realizar en Irak ataque sonados.

Al igual que el presidente estadounidense George W. Bush en días pasados, los servicios secretos también criticaron duramente al gobierno del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki . "Hasta ahora, las figuras líderes ira

quíes no están en condiciones de gobernar efectivamente", indica el informe.

Los intentos de Maliki para terminar con las divisiones sectarias y étnicas han fallado: 17 ministros de 40 han renunciado o decidido boicotear el gabinete.

La evaluación sostiene además que a menos que haya un "cambio fundamental en factores que dirigen los desarrollos de la política y seguridad", los compromisos políticos para una "seguridad sostenida, un progreso político de largo plazo y un desarrollo económico no es probable que aparezcan".

En febrero, una evaluación de inteligencia advirtió que aún si la violencia cedía, los líderes iraquíes serían "fuertemente presionados" para lograr una reconciliación política en 12 o 18 meses. Desde entonces, Estados Unidos ha enviado 30.000 soldados adicionales pero Maliki no ha logrado aprobar legislaciones que ayuden a la reconciliación entre sunitas y chiítas.

El documento afirma que por ello la situación para el gobierno en Bagdad será en los próximos seis a doce meses "crecientemente preocupante" a causa de las críticas continuas dentro de la coalición chiíta.El documento también concluye que han habido mejoras "apreciables pero irregulares" en la seguridad en Irak, pero la violencia insurgente seguirá siendo elevada.

El presidente George W. Bush manifestó esta semana su frustración por la falta de progreso, pero al día siguiente ratificó su apoyo a Maliki.

La Casa Blanca estimó ayer que este nuevo informe de la inteligencia estadounidense muestra que la estrategia del gobierno de Bush permitió mejorar la situación en Irak, pero advierte que aún habrá que enfrentar "duros desafíos" en ese país, según dijo el vocero de Seguridad Nacional, Gordon Johndroe.


Comentarios


Inteligencia de EE. UU. ve precario gobierno en Irak