Intendente y gremialista cruzan denuncias de agresión

El jefe comunal de Godoy, Luis Ivancich, acusó a la titular de ATE en el Alto Valle Este, Rosa Ñanco, por golpes e insultos. La dirigente sindical aseguró que los maltratados fueron ellos.



#

La mañana de ayer fue tensa en el municipio de Godoy. El primer cruce se produjo por la falta de barbijos para los empleados.

RIO NEGRO

El intendente de Godoy, Luis Ivancich, denunció ayer a la dirigente de ATE Rosa Ñanco, por agresiones.

La referente gremial también presentó una denuncia contra el jefe comunal, tras una tensa situación que se vivió en la mañana de ayer en los pasillos y el despacho del mandatario.

Ivancich se presentó ayer a las 9 en la subcomisaría 65 de Godoy para radicar la denuncia contra la titular de ATE en el Alto Valle Este, luego que Ñanco junto a afiliados del gremio ingresaran al despacho y se produjera una tensa situación en la que intervinieron empleadas del municipio para evitar que continúe la agresión contra el jefe comunal.

El hecho fue registrado por las cámaras de seguridad que posee el municipio y según indicó el intendente, las imágenes serán aportadas como prueba para sostener la denuncia.

El intendente de Godoy relató que en la mañana de ayer mientras mantenía una audiencia con un vecino, la secretaria le informó que la dirigente de ATE y un grupo de afiliados querían mantener una encuentro con él, luego de ingresar hacia el sector de pasillos que conducen a las oficinas internas del municipio.

Ivancich salió y se dirigió hacia donde estaban para pedirles que lo aguardaran en el hall y regresó a su despacho para continuar atendiendo al vecino. Sin embargo, siempre según el relato del mandatario, Ñanco los siguió y cuando el jefe comunal intentó cerrar la puerta del despacho comenzaron a darle golpes y patadas. "Cuando entraron me tomó de la camisa, me arrojó un par de golpes y me insultaba. El contribuyente con el que estaba reunido quedó sorprendido por la situación parado en un rincón de la oficina. Ahí intervinieron empleadas del municipio para separar a Ñanco y que no continuara con su agresión física".

El intendente godoyense señaló que nunca se enteró a qué obedeció el reclamo, pero presumen que la dirigente de ATE junto con afiliados iban a exigir la entrega de barbijos para el personal que se desempeña en el corralón municipal. "A las 8 de la mañana mantuve un encuentro con el capataz del corralón para indicarle que el personal debía ser enviado a sus casas por las recomendaciones de salud por la presencia de las cenizas, y porque además el polvo daña los motores de la maquinaria que dispone el municipio".

"Si era por una cuestión salarial, el tema ya fue acordado con los gremio UPCN y Soyem, donde se acordó un aumento superior al 30% para este año en dos tramos, el primero que se liquidó en marzo, y el siguiente se liquidará en el segundo semestre" agregó Ivancich.

Por su lado Ñanco en declaraciones a FM del Sol, sostuvo que en ningún momento agredió físicamente al jefe comunal ya que tiene una discapacidad por una afección en sus hombros, y por el contrario indicó que fue el jefe comunal el que se dirigió hacia los afiliados al gremio en malos modos, profiriendo insultos. "A mí no me gusta el maltrato, por eso mismo no maltrato a nadie y no quiere que me maltraten", apuntó la dirigente de ATE.

Sostuvo finalmente que también se presentaría para realizar una denuncia penal contra el jefe comunal por las agresiones que sufrieron durante la mañana, cuando intentaron mantener una reunión con Ivancich.


Comentarios


Intendente y gremialista cruzan denuncias de agresión