Intensa búsqueda de cinco británicos secuestrados en Irak

#

El audaz secuestro tomó por sorpresa a las fuerzas de seguridad, que ahora buscan reaccionar.

BAGDAD (AFP) - Las autoridades iraquíes y el ejército norteamericano trataban ayer de responder al audaz secuestro de cinco británicos, raptados el martes en Bagdad por hombres armados que llevaban uniformes policiales, en una ciudad que vuelve a sumirse en el caos.

Esta operación, realizada en pleno día en el centro de la capital, asestó un fuerte golpe al plan de seguridad lanzado a mediados de febrero y que incluye un dispositivo de más de 85.000 hombres, norteamericanos e iraquíes, desplegados en Bagdad. El presidente estadounidense George W. Bush exhortó al gobierno iraquí que haga progresos para lograr la reconciliación nacional, durante una videoconferencia, antes de recibir en la Casa Blanca al presidente Jalal Talabani. "El lugar del secuestro, la naturaleza de la operación, el número de personas involucradas (...), todo sugiere que se trata más de una acción de una milicia que de un grupo terrorista", declaró a la AFP el ministro de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari.

El canciller sugirió que el Ejército del Mahdi, la milicia del religioso chiíta radical Muqtada Sader, podría ser responsable de este secuestro, y no un grupo vinculado a Al Qaeda.

"La localización es interesante para todo el mundo. Es cerca de Ciudad Sader, una zona predominantemente chiíta controlada principalmente por (...) el Ejército del Mahdi, que fue muy activo aquí", señaló Zebari.

"Debe haber milicias trabajando fuera de la ley en esta zona y con buenos contactos con la policía local para ser capaz de llevar a cabo esos secuestros", agregó Zebari, reconociendo que las fuerzas de seguridad estaban infiltradas por las milicias y los grupos armados.


Comentarios


Intensa búsqueda de cinco británicos secuestrados en Irak