Intensos esfuerzos para evitar un fracaso de la cumbre de la OMC

Los delegados de los 135 países que se reúnen en Seattle no lograban anoche un consenso sobre el documento que debería liderar las conversaciones para el libre comercio mundial en el año 2000. En el tema agrícola Europa parece haber cedido lo mínimo, pese a lo cual la Argentina cree que habrá avances. Otros temas se discutían toda la noche.



SEATTLE, Estados Unidos (DyN – Enviada Especial).- Las tensas reuniones para consensuar el texto definitivo de la declaración ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) continúan esta noche, sin saber aún cuál será el resultado concreto de la Ronda del Milenio.

Ya nadie se anima a asegurar si efectivamente se obtendrá un texto consensuado y definitivo de negociación y los representantes gubernamentales de los países con mayores intereses en el resultado de la Ronda continúan reunidos analizando un proyecto de declaración final.

El capítulo de Agricultura que fuera elevado a la Presidencia anoche por el grupo de trabajo, ha sufrido ligeros cambios que ponen en una situación compensada los intereses argentinos.

La versión del proyecto de declaración consensuada hasta las 20 hora argentina establece:

– una progresiva reducción sustancial de los subsidios internos;

– una reducción sustancial de todas las formas de subsidios a la exportación;

– tender a la liberalización de los mercados teniendo en cuenta las particularidades de los productos de exportación;

– se incluye, en particular, la necesidad de proteger el medio ambiente, la inocuidad alimenticia, la seguridad económica y las áreas rurales, siempre que tengan objetivos transparentes y no se transformen en barreras distorsivas.

En el texto de la actual declaración, Argentina debió ceder en algunos puntos -como los subsidios a las exportaciones, donde antes se proponía su eliminación-, pero obtuvo mejores resultados en otros, al haber logrado la progresiva reducción sustancial de los subsidios internos que en el texto anterior no figuraban.

Por la fuerte presión ejercida por Japón que amenazó con retirarse de las negociaciones si no era incluido el termino “multifuncionalidad”, es que se debió aceptar la inclusión de ciertas áreas a ser protegidas .

El texto establece un mandato de tres años para negociar el tema agrícola, según el cual en julio del año próximo debe cada país presentar su propuesta. Para julio del 2001 se deben haber negociado las modalidades del acuerdo, el 31 de enero del 2002 debe existir una propuesta con lista de reducciones y el 15 de diciembre del 2002 deben concluir las negociaciones.

En el tema de aranceles industriales, el documento en discusión establece un escalonamiento y reducción de los aranceles vigentes y la eliminación de los picos arancelarios.

Se establece la apertura del capítulo de mecanismos de antidumping y se agrega el estudio de los derechos laborales.

La apertura de las normas de antidumping fue la condición que estableció Brasil para aceptar la inclusión del estudios de los estándares laborales que eran reclamados por Estados Unidos.

Incertidumbre y quejas

La incertidumbre sobre el resultado final que tendrá la Tercera Cumbre Ministerial de la OMC era anoche absoluta.

Los delegados confían en que las negociaciones concluyan sobre la medianoche (cinco de la mañana en la Argentina), pero nadie sabe si habrá un texto final.

Los países de América Latina y Africa expresaron su malestar por la manera en la que los poderosos Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Canadá y Japón los trataron. La queja generalizada es que los países poderosos y ricos los están ignorando y hasta excluyéndolos de las negociaciones finales.

Las reuniones no se desarrollan ya en salas multitudinarias, pues se decidió celebrarlas en la llamada “Sala Verde” del Centro de Convenciones y a ellas solo asistieran los países que se consideran claves para las negociaciones.

La insatisfacción va des-de las propuestas de EE.UU. por vincular el comercio internacional a los derechos laborales a la intransigencia de ese país en normas “antidumping” pasando por las reticencias de la UE a eliminar subsidios a la exportación agrícola. (EFE-DyN)


Comentarios


Intensos esfuerzos para evitar un fracaso de la cumbre de la OMC