Intentaron quemar la casa de un presunto abusador en Neuquén



#

El móvil policial muestra las huellas del ataque con piedras. (Foto: gentileza )

Un hombre de 46 años demorado, otro de 38 herido gravemente en el Heller y cuatro policías con fuertes contusiones fue el resultado de una batahola que se produjo en Cuenca XV ayer, luego de que un grupo de delincuentes se sumó a los disturbios que había en la calle Miguel Cané cuando se conoció un episodio de presunto abuso de nene de 11 años por parte de un adolescente de 14 años, ocurrido el miércoles.

Los disparos y corridas se prolongaron hasta la madrugada del sábado. Los incidentes se produjeron cuando la familia del joven de 14 años (sindicado como el abusador) había sido desalojada de su casa, y los familiares de la víctima se retiraban del lugar donde buscaron hacer justicia por mano propia.

“Las cámaras captaron el momento en que los delincuentes recargaban sus armas de distinto calibre y las volvían a detonar; se trabajó con más de 25 hombres de la Comisaría 18 y el apoyo de seguridad”, describió ayer el inspector Tomás Díaz Pérez.

El inspector dijo que la casa quedó sin moradores luego de que se desalojó a un joven enfermo, a los menores y las mujeres. El presunto agresor es hijo de un policía retirado que vive en Buenos Aires, según dijo la policía.

El ataque sexual se habría producido el miércoles por la tarde-noche en una casa donde había al menos cuatro chicos jugando a los videojuegos, y en la que no había mayores.

El adolescente de 14 años se llevó al de 11 a otra habitación y allí lo habría abusado.

Las lesiones fueron constatadas el jueves durante el examen forense y aunque el imputado había sido retirado del barrio, comenzaron las hostilidades en la casa de Cuenca XV por parte de los familiares de la víctima, por lo que la Justicia definió preventivamente una custodia policial.

Luego de que los moradores fueran evacuados se agolparon entre 50 y 80 personas, rompieron un tapial y comenzaron a tirar nafta para quemar la casa del supuesto abusador.

Alrededor de las 21 la situación estaba totalmente desbordada, caían las molotov y desde el centro de monitoreo se informó que había grupos –ajenos a quienes iban por la justicia por mano propia– que disparaban hacia donde hubiera concentración de policías.


Comentarios


Intentaron quemar la casa de un presunto abusador en Neuquén