Intentó engullir tiza de cocaína

NEUQUÉN (AN).- En un operativo de rutina la policía demoró a un hombre que traía en sus bolsillos cuatro vainas de 9 milímetros y una tiza de cocaína fragmentada que intentó ingerir para hacer desaparecer la prueba. “Podría haber padecido una sobredosis”, explicó el jefe de Toxicomanía José Naigual. El operativo de identificación de personas lo había montado personal de la comisaría 18º en la intersección de Rohde y Saladillo en la zona oeste de la ciudad. El hombre de 32 años circulaba a bordo de moto de 125 cc cuando fue detenido por los efectivos policiales. Durante el cacheo los uniformados advirtieron que el hombre ocultaba algo en los bolsillos de la campera por lo que le pidieron que exhibiera el contenido. “De un bolsillo sacó cuatro vainas de 9 milímetros y del otro sacó algo que de inmediato se lo metió en la boca por lo que los policías lo inmovilizaron. Fue durante esa maniobra que escupió cuatro fracciones de una tiza de cocaína”, detalló el uniformado. Los policías convocaron al personal de Toxicomanía que certificó en el lugar que se trataba de clorhidrato de cocaína. “Era una tiza fragmentada en cuatro partes de 2,5 gramos. De habérsela tragado podría haber sufrido un sobredosis. En el estómago los jugos gástricos eliminan el nailon y absorben la cocaína por lo que en minutos le hubiese provocado una intoxicación severa”, resumió el jefe de Toxicomanía. El hombre quedó detenido, incomunicado y puesto a disposición de la Justicia Federal por infringir la ley de estupefacientes.


Comentarios


Intentó engullir tiza de cocaína