Intercambio militar en Bariloche 

El ir y venir de helicópteros por encima de la ciudad no les pasó inadvertido a los pobladores de Bariloche, que ven así parte del despliegue de fuerzas correspondiente a las maniobras conjuntas del Ejército argentino y el estadounidense. Una autoridad militar local aseguró que las prácticas no tendrán efectos negativos sobre el medio ambiente.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Las maniobras militares que llevan adelante el Ejército argentino y el estadounidense en cercanías de esta ciudad ingresan hoy en su última semana. En los próximos días el programa previsto incluye prácticas de tiro y navegación nocturna en el lago Nahuel Huapi y el río Limay.

Si bien no hay ninguna denuncia formal en tal sentido, el teniente coronel Héctor Madina (jefe del destacamento montaña escuela "Bariloche") aseguró que las operaciones militares "no implican compromiso alguno para el medio ambiente y los recursos sustentables".

Desde el 1 de febrero se encuentra en la región una fracción de "fuerzas especiales" de los Estados Unidos compuesta por 10 efectivos, que participan de las maniobras con un número similar del grupo de Cazadores de Montaña del Ejército Argentino, con asiento en esta ciudad.

Si bien en los primeros días pasaron más inadvertidos, ayer muchos vecinos pudieron notar el ir y venir de helicópteros de transporte por encima de la ciudad.

Desde la Escuela Militar de Montaña informaron que la actividad se concentró ayer en la zona de Las Buitreras, al sudeste de la ciudad, donde los militares realizaron una marcha de montaña y hoy efectuarán prácticas de tiro nocturno.

La práctica combinada lleva el nombre de "Pehuenia" y los militares estadounidenses, pertenecen a un cuerpo especial del estado de Georgia, llegaron por una invitación de sus pares argentinos. La idea es que en breve tiempo haya un intercambio recíproco en el país del norte.

Según explicó un oficial local, el aprendizaje de ambos grupos fue hasta ahora muy valioso, destacando que los locales son especialistas en montaña y pudieron transmitir conocimientos en técnicas específicas de escalada. Los visitantes, en tanto, dominan mejor otras destrezas propias de las fuerzas especiales "que deben manejarse en cualquier tipo de terreno y con cualquier condición climática".

Además de la utilización cotidiana de visores infrarrojos (los estadounidenses trajeron implementos de última generación), en las prácticas de tiro emplearon novedosos proyectiles con pintura que impactan y marcan la ropa, permitiendo comprobar al instante la precisión del disparo.

El énfasis puesto por el teniente coronel Madina en valorar el medio ambiente responde, según aclaró, a "la preocupación manifestada por diversos sectores de la comunidad" en tal sentido. Dijo que el Ejército implementó una "cuidadosa planificación para impedir cualquier tipo de daño o agresión (...) contra el patrimonio natural". La actitud busca dejar definitivamente atrás el bochornoso ejercicio-demostración realizado hace cuatro años en el arroyo Gutiérrez durante la cumbre de ministros de Defensa, que dejó a la vista de todos una gran cantidad de peces muertos. 


Comentarios


Intercambio militar en Bariloche