Interna al rojo

BUENOS AIRES (ABA) Lo ocurrido ayer en una de las comisiones del Consejo de la Magistratura revela cómo juegan las disputas internas en un cuerpo introducido en la reforma de la Constitución de 1994 que tiene un carácter mixto jurídico y político copiado de los sistemas europeos.

Si bien la aprobación del llamado a licitación para las reformas en el juzgado de Bariloche contempló un arco muy plural (dos representantes de los jueces, uno de la oposición política y una integrante del oficialismo) la actitud de Montaña (de los abogados) vislumbra el modo sutil en que el kirchnerismo busca dominar el cuerpo cuya reforma -impulsada el año pasado por Cristina Fernández de Kirchner- fue muy cuestionada como una señal de avasallamiento a las instituciones.

Detrás de Montaña, lo que hay entonces es el intento de desplazar a los integrantes de la Administración Nacional del Poder Judicial cuyos integrantes vienen de etapas anteriores, para imponer su propia gente. Es dicha área, la que resuelve sobre las reformas en infraestructura y en los recursos financieros de la justicia -cuya honorabilidad fue defendida por el presidente de la Comisión de Administración y Financiera Juan Gálvez-, la que quiere dominar el oficialismo.

¿Cómo se explica entonces que Marcela Losardo haya acompañado ayer la votación de la mayoría? En que todos saben cuales son los límites: cuestionar los manejos, sin poner en riesgo la institución. No vaya a ser que se cuestione sobre su conveniencia.


Comentarios


Interna al rojo