Intervienen al PJ nacional



Actualizado a las 19:42

Buenos Aires (Télam).- El Partido Justicialista fue intervenido hoy a nivel nacional porque se encuentra en un “estado de acefalía” de autoridades desde 2003 y ante el peligro de que las divisiones internas deriven en su fractura definitiva. La decisión fue adoptada por la jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría, quien designó para normalizar el partido a Ramón Ruiz, que deberá culminar su tarea con un llamado a elecciones internas. Según reza el texto del documento, la orden contempla “la intervención judicial del Partido Justicialista orden nacional”.

Por su parte, el flamante interventor dijo a radio América que su gestión estará orientada a la “normalización definitiva” del partido y que no perjudicará al PJ de cara a las elecciones legislativas de octubre. Aclaró que la intervención alcanzará a aquellos distritos que se encuentren en situación de acefalía y explicó que esa no es la situación del distrito Buenos Aires, entre otros, que tienen sus autoridades legítimamente constituidas.

En el fallo al que accedió Télam, la magistrada destacó que debido a que las autoridades del Congreso partidario no designaron autoridades “no se vislumbra otra solución más idónea que la designación de un interventor judicial, con un mandato expreso de normalización partidaria”. Servini de Cubría se refirió a las “particulares circunstancias políticas por las que atraviesa” el PJ y subrayó que “el grado de división interna alcanzado registra pocos antecedentes en la vida de la institución, lo que parece hacer imposible cualquier intento interno de acercar posiciones”.

Para la jueza, es necesario intervenir el partido “en salvaguarda de los derechos de los afiliados, cuya gran mayoría permanece al margen de las disputas internas que desgarran la institución y que observan con asombro como los desacuerdos personales o programáticos afectan de manera sensible la propia existencia del partido”.

La magistrada también alertó que “existe un estado de peligro frente a una posible fractura que podría culminar con la división irreconciliable del partido, lo que podría atentar contra la propia existencia del mismo”. Concluyó que “se encuentra configurado un estado de acefalía que no encuentra solución por los carriles normales e internos de la entidad y que provoca una carencia insalvable de gobierno partidario”.

Respecto de la función de Ruiz, que logró normalizar el PJ porteño y cumplió una tarea que fue muy elogiada por Servini, la jueza explicó que “se constituirá en el instrumento de unidad que permita llevar a cabo el proceso de normalización de la entidad”. Explicó que debe utilizar “métodos de conciliación que permitan lograr una convivencia armónica de las mayorías, verificando también y en todo momento, el estricto cumplimiento del principio fundamental de respeto a las minorías”.

La jueza adoptó la decisión de intervenir el partido tras un planteo de dos afiliados que habían reclamado la “caducidad” de la personería política del PJ, la nulidad del Congreso Nacional del 26 de marzo de 2004 y que se nombre a Rubén Manusovich como presidente provisorio de la agrupación. Servini rechazó los tres pedidos y criticó duramente a los afiliados, pero también dedicó gran parte del fallo a cuestionar la situación en que se encuentra el partido desde los comicios internos de 1999, fecha en que se eligieron a las últimas autoridades que cumplieron su mandato.

En marzo de 2004, continuó la jueza, se realizó el Congreso Nacional, pero poco después presentaron la renuncia las autoridades, se dio por finalizada la existencia de la CAP y las funciones del Consejo Nacional quedaron excepcionalmente a cargo del Congreso Nacional partidario. Pese a que la mesa de ese cuerpo prometió normalizar la situación “esa importante misión no pudo ser cumplida”, destacó la magistrada, quien lo atribuyó a “las numerosas dificultades debido a los sucesos acontecidos en la vida interna de la entidad”.

En tanto, el interventor sostuvo que su gestión apuntará a la normalización definitiva de esa agrupación y que ésta no perjudicará al PJ de cara a las elecciones legislativas de octubre. Ruiz señaló que buscará “la normalización definitiva del PJ” y dijo que “voy a actuar con la máxima prudencia”, en el marco de la interna que vive el peronismo, y en ese sentido apuntó que actuará con “total ecuanimidad”.


Comentarios


Intervienen al PJ nacional