Intiman a la CEB por el riesgo de un tendido de media tensión

El EPRE quiere que se señale el peligro de vivir bajo la línea.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Ente regulador del servicio eléctrico, Epre, conminó a la Cooperativa de Electricidad Bariloche a despejar la franja de seguridad de la línea de media tensión que atraviesa la barda del Ñireco y a señalizar adecuadamente el riesgo debajo del tendido.

La medida adoptada por el organismo -a partir de la denuncia canalizada por el Concejo Municipal- busca disminuir el “riesgo contra la seguridad pública” constatado en varios segmentos de las líneas de 13,2 KV y 33 KV que atraviesan el barrio Lera.

La situación más comprometida se registra en la intersección de 25 de Mayo y la barda del Ñireco, donde un particular construyó un galpón de madera sobre el espacio público acrecentando el peligro de descargas debajo de la línea de 13,2 KV.

El caso derivó un un cruce de responsabilidades entre la distribuidora eléctrica y el municipio que podría terminar en acciones judiciales. La CEB pretende que el gobierno comunal se haga cargo de l “erradicación de intrusos” y desaloje ese espacio.

Ajena al conflicto local, la resolución del Epre exige a la CEB que “instrumente las medidas técnicas tendientes a despejar la franja de seguridad” y la somete a inspección diaria para “prever o solucionar cualquier agravamiento de la situación actual”.

El organismo también observó la situación riesgo que se registra en las áreas de retiro obligatorio que se debe guardar debajo del tendido. En el barrio Lera hay por lo menos dos puntos donde las franjas de seguridad carecen de señalización y se convierten en espacios de acceso libre por la falta de vallados o barreras que limiten el tránsito.

El Epre ordenó la colocación de cartelería que indique con claridad el “riesgo eléctrico” en “cada una de las columnas pertenecientes a la línea en cuestión” respectando las normas IRAM que rigen la materia.

También hizo extensiva la tarea a “todas las columnas pertenecientes a la LMT de 33 KV operadas por la distribuidora (CEB) y que se encuentren emplazadas en zona urbana” y la emplazó a establecer el cronograma de “normalización de las instalaciones” en un plazo de 10 días a partir de la notificación.


Comentarios


Intiman a la CEB por el riesgo de un tendido de media tensión