Invap apuesta al desarrollo de un reactor nuclear expermiental en Holanda

La empresa buscará quedarse con el concurso para construir un equipo de investigación. Antes de fin de año se conocerá al acreedor de una inversión de 300 millones de euros.





Invap ya juega en las ligas mayores de la industria satelital

La empresa rionegrina Invap ganó un lugar de privilegio en la industria de la tecnología satelital y debutó en el mapa mundial de integradores satelitales que fue publicado por la consultora internacional Euroconsult, referente en el mercado espacial.

De esta forma, Argentina, a través de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y la empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat), figura entre los competidores mundiales de la industria espacial que contempla a países como Estados Unidos, Rusia, Israel, Francia, Inglaterra, Japón, China e India.

En su décimo novena edición, la consultora publicó un nuevo informe sobre el mercado mundial de satélites que se construirán y lanzarán hasta 2025, que provee un análisis exhaustivo del crecimiento de la demanda a nivel mundial, integrando clientes, aplicaciones y órbitas.

Con seis satélites diseñados y construidos ya puestos en órbita, hoy Invap es la única empresa en Sudamérica que puede generar proyectos satelitales completos, desde la construcción hasta la operación.

“DeBariloche” dialogó con Vicente Campeni, subgerente general de Invap, y Gabriel Absi, gerente del área espacial de Invap.

“La empresa Euroconsult que realiza este reporte se enfoca más que nada en el área satelital pero de uso comercial. La ventaja que tiene esta publicación es que nos posiciona en el mercado internacional como un jugador más”, expresaron.

“Esto, agregaron, pone de manifiesto un círculo virtuoso en el que, a partir de la necesidad de satélites por parte del país, se confió en la industria nacional para hacer ese desarrollo y a partir de ahí, es que podemos salir a exportar. En el área nuclear, este círculo virtuoso ya se dio y se logró exportar a Egipto, Australia y ahora hay proyectos para Holanda. Hay que demostrar que tenemos capacidad y el Arsat 1 y 2 nos dio más visibilidad”.

Algunos proveedores de empresas de comunicaciones ya se contactaron para pedir presupuestos de satélites. “Ahora nos invitan a participar con propuestas en base a determinadas necesidades”, indicaron desde Invap.

Conae acordó con la Agencia Espacial Italiana el diseño y construcción de seis satélites (dos por parte de Argentina y cuatro de Italia) que permitirán el monitoreo ante emergencias, como incendios, inundaciones, erupciones, terremotos, avalanchas, derrumbes y deslaves. El primer Saocom (Satélite Argentino de Observación con Microondas) se lanzará a principios del 2018 y al año siguiente, el otro.

“Es un ambicioso plan de observación de la tierra que se lleva en conjunto con el gobierno italiano”, señalaron.

También hay expectativas de que en julio se anuncie la construcción y lanzamiento del satélite Arsat-3, que fue suspendida el año pasado.

La historia que comenzó con la Conae

Argentina incursionó en la industria espacial en los 90, con la creación de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) que encargó a Invap la construcción de satélite SAC-B destinado a realizar observaciones científicas de la Tierra.

Luego, llegaron el SAC-A y el SAC-C que si bien tenía una vida útil de 5 años, orbitó durante 13 años. Finalmente, el proyecto SAC-D/Aquarius para medir la salinidad de los océanos a escala global fue valuado en más de 200 millones de dólares.

La empresa Arsat encargó a Invap el diseño y la construcción de los primeros satélites argentinos geoestacionarios de comunicaciones.

Por otro lado, Invap es la única empresa en Latinoamérica en desarrollar radares secundarios para el control del tránsito aéreo. Algunos ya están instalados y operando en diferentes aeropuertos argentinos.

“En el reporte de Euroconsult, aparece Invap como empresa integradora pero también aparece Argentina, de la mano de la Conae y Arsat, porque esto no sería posible sin los clientes que nos confían la fabricación y el diseño”.

Vicente Campeni, subgerente general de Invap

Datos

“En el reporte de Euroconsult, aparece Invap como empresa integradora pero también aparece Argentina, de la mano de la Conae y Arsat, porque esto no sería posible sin los clientes que nos confían la fabricación y el diseño”.

Invap apuesta al desarrollo de un reactor nuclear expermiental en Holanda

La última visita del presidente Mauricio Macri a Holanda significó un espaldarazo para el proyecto que presentó Invap en ese país. La estatal rionegrina espera quedarse con un plan que prevé la entrega de un equipo de investigación por un monto cercano a los 350 millones de euros.

Será la segunda oportunidad en la que Invap ofrezca sus servicios en ese país, luego de que en 2008 se suspendiera un concurso similar por la crisis financiera internacional. En esta ocasión la empresa competirá con la firma francesa Tecnicatom y la surcoreana Kaeri.

El subgerente general de Invap, Juan Pablo Ordóñez, se mostró optimista con la resolución del concurso. En declaraciones reproducidas por la agencia Télam explicó que, de acuerdo a los primeros resultados, el resultado podría ser favorable aunque las competidoras conocen la presentación de la empresa riongrina “y sus fortalezas tecnológicas, que nos dieron la ventaja”.

El siguiente paso será participar de una ronda de negocios en Holanda para terminar de definir las propuestas. Luego habrá una revisión de los pliegos, para presentar la oferta definitiva en julio.

El proyecto en cuestión es el reactor Pallas, a emplazar en Petten, en el norte de Holanda, en reemplazo del actual del mismo nombre que tiene 50 años de antigüedad y dejará de funcionar en 10 años. El nuevo reactor se usará principalmente para la producción de radioisótopos, con fines medicinales e industriales, y ensayos de materiales.

Más allá del pronunciado optimismo, Ordóñez dijo que el concurso “volvió a foja cero”, y a partir de la presentación habrá un lapso de análisis que se expediría antes de fin de año, a partir de septiembre, con el nuevo ganador.

“Luego sigue una fase de Ingeniería, junto al cliente, y la firma del contrato de concesión, entre 18 meses y tres años después”, señaló el científico y directivo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Invap ya juega en las ligas mayores de la industria satelital