Invap proyecta un satélite junto a Turquía

Avanzan las tareas de integración del Saocom 1B. Con Turkish Aerospace ofrecen una versión moderna de los Arsat.





Roque Bevilacqua (Invap) y Josefina Peres (Conae). Foto: Alfredo Leiva

Roque Bevilacqua (Invap) y Josefina Peres (Conae). Foto: Alfredo Leiva

Mientras se apresta a terminar en el segundo semestre del año la integración del Saocom 1B, la empresa estatal rionegrina Invap avanza en el desarrollo de la ingeniería de un satélite de comunicaciones junto con una empresa turca con la que se asociaron como Gsatcom Space Technologie. La idea es ofrecer en el mercado internacional una plataforma de comunicaciones geoestacionaria como son los Arsat, pero con detalles de última generación y menor peso.

Si la nueva sociedad lograra hacer pie en el mercado internacional, para Invap sería un paso enorme en materia espacial, cuya área específica tiene infraestructura y personal calificado para un ritmo de trabajo mucho mayor que el actual.

Mientras tanto, en la planta de Invap del Este de Bariloche continúan las maniobras para integrar la enorme antena del Saocom 1B, que se fabricó en Córdoba, con el satélite propiamente dicho.

Los Saocom pertenecen a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y conforman una constelación de satélites de observación de la Tierra. Toman imágenes (aun entre las nubes y hasta unos metros por debajo de la superficie) pero no con cámaras sino con radares, explicaron los responsables del proyecto, Roque Bevilacqua (Invap) y Josefina Peres (Conae).

Una de las partes de la antena del Saocom 1B en Invap. (Foto Gentileza Conae)

Luego de que el gobierno de Mauricio Macri discontinuara la fabricación de satélites geoestacionarios de comunicaciones (el Arsat-3 debía arrancar en 2016), Invap se replanteó su plan de negocios en el área espacial. El “know how” que obtuvo está volcado ahora en la sociedad con Turkish Aerospace Industries Gsatcom Space Technologie.

Como el satélite argentino-turco que se diseña tendrá propulsión íntegramente eléctrica, el aparato pesará menos (la mitad de los Arsat era el combustible).

“Esperamos acelerar el proceso de lanzamiento al mercado de un satélite de telecomunicaciones geoestacionario pequeño con una gama de soluciones de carga útil que se ofrecerá a nivel mundial”, dijo el gerente general Vicente Campenni.

Magnitudes

181
millones de pesos facturó Invap en el primer trimestre en materia espacial. En el 2018 habían sido 282 millones.
8
satélites fabricó hasta ahora Invap (incluyendo el Saocom 1B). El primero, de 1996, fue el SAC-B.

Comentarios


Invap proyecta un satélite junto a Turquía