AHORA: Lazaro Báez fue condenado a 12 años de prisión

Investigan a Aluary a dos subcontratistas por la tragedia en el silo

Tratan de determinar si hubo conductas negligentes o fallas de material. Ayer entregaron los cuerpos a los familiares, en medio de escenas de dolor.

#

La corona de flores y detrás el silo donde se produjo la tragedia. Puerto Madryn y los alrededores no salían del dolor que les provocó la muerte de diez trabajadores.

PUERTO MADRYN (Enviado especial y DyN).- El fiscal de Puerto Madryn, Daniel Báez, aseguró ayer que investiga a la empresa Aluar y a dos de sus contratistas, para determinar su responsabilidad en la muerte de diez obreros ocurrida por el derrumbe del techo de un silo en el predio de la compañía metalúrgica. Asimismo, reveló que la fiscalía tomó intervención en el hecho por comunicación del hospital local que recibió a tres heridos y no por aviso de las empresas.

Báez indicó que investiga por su posible responsabilidad en la tragedia del miércoles, a Aluar, dueña del predio donde ocurrió el hecho, y las "empresas contratistas que prestan servicios" para la construcción, Cadel Construcciones e Infa.

El fiscal indicó que la justicia y la policía "tomamos conocimiento (del accidente) a través del personal del hospital", cuando comenzó a asistir a los accidentados. "No tomamos conocimiento ni por parte de Infa, ni de Aluar" ni de la otra subcontratista, destacó. En ese sentido, admitió en diálogo con radio Continental que "no es común" que esto sea así "más por la magnitud del hecho".

"Estamos tratando desde la fiscalía de ver si hubo conductas humanas negligentes o imprudentes o incumplimiento de reglamentos o falla de materiales que tengan que ver con la conducta humana, que ha hecho de causalidad y que en definitiva termina con la muerte de diez persona", precisó. El fiscal y el segundo jefe de bomberos de Puerto Madryn, Pablo García, admitieron que varios de los obreros fallecidos llevaban puestos arneses, utilizados para trabajos en altura.

Fuentes de la investigación señalaron que tres peritos especialistas en ingeniería civil y seguridad industrial comenzaron ayer a trabajar con la fiscalía y recolectaron pedazos de material para analizar su estructura y composición. Al parecer, sobre los obreros cayeron cerca de cuatro toneladas de escombros. Las fuentes señalaron que de los diez obreros fallecidos, siete trabajaban sobre el techo y los tres que resultaron heridos estaban en la parte baja. El jefe de bomberos García indicó por su parte que si bien "las causas de las muertes se van a poder determinar a través de las autopsias" se pudo observar que entre las víctimas "algunos cayeron de una gran altura y en otros se veían claros síntomas de aplastamiento".

La jefa de Relaciones Externas de Aluar, Mariana Martínez Rivarola, dijo que autoridades de la empresa y la subcontratista Cadel coordinaron el traslado de los obreros fallecidos el miércoles y para ello mantienen contacto con el consulado de Bolivia, dado que la mayoría de las víctimas eran de esa nacionalidad. "La planta de aluminio está funcionando pero las obras nuevas están paradas. Están de duelo y nosotros también", sostuvo.

En el hospital local, los tres heridos se recuperan de las graves lesiones recibidas. El resto de la sociedad de Madryn, en tanto, busca explicaciones y espera respuestas acerca de las causas que ocasionaron el terrible acontecimiento.

Cuando caía la noche en esta localidad marítima que aún no sale de su estupor, los cuerpos de cuatro de los trabajadores fallecidos fueron trasladados al Aeropuerto de Trelew desde donde se los embarcó en un vuelo con escala en Buenos Aires. El avión tenía programado dejar a dos de ellos en Santa Cruz de la Sierra, otro en Punata -Bolivia- y al restante en Paraguay, de donde eran oriundos. Se trata de Agapo Mejía Vidal, Osvaldo Zurita Montaldo, Fidel Torrico Ferrufino -quien tenía doble documentación y su real identidad era Quisber Patiño Torrico- y Ariel Antonio Areco.

Otros cinco fallecidos fueron trasladados anoche vía terrestre a Pringles, Necochea, Berazategui, Lomas de Zamora y Capital Federal. Son respectivamente Obdulio Jorge Escobar, Julio Desinder -único argentino de todo el grupo-, Luciano Mamani, Lucio Buendía Flores y Braulio Coca Marquina.

El único que empezó a ser velado en un domicilio particular y será sepultado hoy en esta ciudad es Wilder Orellana Borda, quien tenía familiares en la zona.


Comentarios


Investigan a Aluary a dos subcontratistas por la tragedia en el silo