Investigan abuso sexual a chicas de 13 años 

Fue en Sierra Grande, en medio de una abundante ingesta de alcohol en el local cerrado de una bailanta

 SIERRA GRANDE (Especial ASA).- Todo indica que hoy quedaría en libertad el joven acusado de abusar sexualmente de una menor en el interior de la bailanta El Camaleón, que hoy será requisada y probablemente clausurada por personal municipal según trascendió ayer en esta localidad.

El hecho habría ocurrido el pasado miércoles a la madrugada en una noche de mucho consumo de alcohol y juegos eróticos entre dos parejas integradas por dos hombres mayores de edad y dos chicas menores, ambas de 13 años.

El padre de una ellas, ante la ausencia desde después de las 20 del martes hasta pasada la medianoche, comenzó una intensa búsqueda que derivó en que radicara la denuncia penal por la presunta violación de su hija.

Según relataron fuentes cercanas a la investigación, en esa marco de enajenación producto de la excesiva ingesta alcohólica ambas parejas procedieron a contactos íntimos. En una de las dos, según confirmaron los posteriores estudios, se concretó una relación carnal, en tanto, la otra pareja se limitó a los juegos amorosos.

«Se está investigando cómo surgieron las escoriaciones en las rodillas y en los codos de una de las menores», sostuvo una alta fuente policial, aunque no se descartaría que fueran producto de tropiezos y golpes debido al estado de ebriedad.

Otra fuente se animó a afirmar que «no hubo ninguna violación, esto habría sido un estupro, en el cual uno de los implicados resulta comprometido por su accionar concreto al tener relaciones sexuales con una adolescente de 13 años, en tanto que el restante mayor puede estarlo como partícipe por no impedirle a su compañero que cometiera este acto ilegal. También puede ser punible el contacto que tuvo con la otra joven la cual presentaba marcas en el cuello, que confirman cierto grado de abuso aunque no existió relación sexual».

No obstante fue descartado por fuentes policiales que este segundo sujeto pueda ser detenido, ya que en su caso el delito presuntamente cometido sería excarcelable.

En tanto, el restante joven de 20 años, hijo del propietario de la bailanta donde ocurrió el hecho, y además novio de la joven víctima, fue trasladado ayer a Viedma donde el juez Jorge Bustamente le tomó declaración indagatoria y probablemente hoy quede en libertad en caso de que se confirme que no existió violación y la carátula cambie a estupro -delito también excarcelable-.

Según pudo saberse estas circunstancias ocurrieron en la madrugada del miércoles en un depósito de la bailanta El Camaleón ubicada a la vera de la ruta Nacional 3 donde dos jóvenes con dos chicas de 13 años llegaron y consumieron una decena de botellas de alcohol.

En el allanamiento realizado el miércoles se encontraron gran cantidad de preservativos, una campera propiedad del joven detenido acomodada como almohada en un sillón de tres cuerpos y otros elementos que confirmarían la concreción de este hecho sexual aparentemente consentido por sus jóvenes víctimas, pero ilegal al fin, debido a la condición de menores de ambas chicas.

El alcohol y promiscuidad, una constante

SIERRA GRANDE (Especial – ASA)- La juventud de Sierra Grande continúa en un callejón donde la salida cada vez está más oscura y distante. Pocas o nulas alternativas de estudio y mucho menos de trabajo son algunos de los ingredientes que se suman a la grave situación económica local. La falta de ocupación ha determinado a su vez problemas de separaciones familiares con sus derivaciones sociales, que llevan a que aumenten notablemente en esta localidad los índices de delincuencia, drogadicción, alcoholismo y hábitos sexuales promiscuos entre lo menores.

Este caso en particular, deja a las claras que dos menores de solamente 13 años pudieron estar libremente en una bailanta después de la medionoche -en este caso cerrada- bebiendo alcohol en exceso y sufriendo luego las consecuencias del abuso sexual. En tanto, el supuesto autor, vive una situación incierta a sus veinte años.

Una de las salidas laborales de los jóvenes serranos son los locales nocturnos, boliches, bailantas y confiterías, donde inevitablemente conocen e incursionan en el mundo de la noche con sus problemas y sus vicios.

Este hecho quizá sea un caso testigo pero en definitiva uno más entre muchos otros que puedan ocurrir en esta localidad. Cobró relevancia y derivó en una denuncia debido a que el padre de la chica, tal vez molesto por la relación amorosa que mantenía con el muchacho de 20 años, la buscó y la encontró en ese marco de alcohol y promiscuidad.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora