Investigan cuentas del asesor asesinado en Del Viso

Los investigadores del doble crimen de Angel Marcos y su pareja, ocurrido el fin de semana, secuestraron ayer un CPU y documentación del lugar donde ocurrió el hecho, mientras intentan establecer si el hombre asesinado había realizado alguna transacción bancaria en los últimos días y analizan las llamadas telefónicas realizadas antes de los crímenes.



BUENOS AIRES- Los investigadores del homicidio de Angel Marcos y de su pareja, ocurridos el sábado en Del Viso, analizaban las cuentas bancarias de la víctima y los movimientos que realizó en las horas previas al asesinato para recolectar datos que les permitan esclarecer el caso.

Según trascendió, funcionarios policiales remitieron documentos al Banco Central para que se determine la existencia de cuentas a nombre de Marcos, quien era asesor del senador bonaerense José Manuel Molina y gremialista en un sindicato de docentes bonaerense.

En tanto, el fiscal de Pilar Eduardo Vaiani, a cargo del caso, recibió ayer planillas telefónicas del entrecruzamiento de llamadas realizadas a la víctima los días previos al hecho, para determinar con quién se comunicó antes del crimen.

Además, el fiscal inspeccionó la vivienda de Marcos y se llevó una CPU, carpetas, documentos y otros elementos en busca de datos que permitan establecer si tenía alguna actividad no conocida.

A su vez, un conocido de la víctima y gremialista docente, Carlos Albredo dijo tener conocimiento de que la víctima “tenía propiedades desde hace muchos años porque administraba una herencia, según me dijo su cuñado”, difundió “Clarín Digital”.

Los cuerpos de Marcos, de 37 años, y de su pareja Nancy Nolazco, de 30, fueron hallados el domingo, en la casa quinta que compartían en la calle Alvarez 5797, casi esquina Argerich, en Del Viso partido de Pilar.

Marcos fue hallado en la bañera, amordazado, atado de pies y manos y completamente vestido, mientras la mujer estaba en una habitación contigua, también con la ropa puestas. Ambos murieron por asfixia y tenían bolsas de nailon en la cabeza.

A los investigadores les llamó la atención las características del crimen y el hecho de que quien o quienes lo cometieron no se llevaron de la vivienda un bolso con 11.500 pesos, una TV de plasma, 3 DNI y 4 pasaportes, entre otros elementos, por lo que se descartó el móvil del robo y se orientó hacia una presunta venganza cometida por “profesionales”.

Los autores del hecho sólo se llevaron una camioneta Toyota Hilux que, poco después apareció incendiada en la localidad bonaerense de Tortuguitas.

En cuanto al patrimonio de Marcos, su cuñado Raúl Martínez, dijo que tenía dos propiedades que heredó cuando falleció su suegro y le dejó a la víctima y a su hermana dos locales en Tortuguitas que convirtieron en departamentos (ver aparte).

Pero fuentes policiales reiteraron ayer que poseía varias viviendas. En el marco de la causa, según indicaron fuentes judiciales a DyN, el senador Molina (del Frente Para la Victoria) se presentó ayer a la mañana voluntariamente en la fiscalía y entregó información sobre los contactos que mantenía su asesor en política.

A raíz del secreto de sumario dispuesto en la caso en el que también intervienen las Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro y Pilar, no trascendieron más detalles de la presentación.

Marcos, profesor de Informática y Matemática, era secretario de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires delegación Pilar, y trabajaba como docente -al igual que su mujer-, aunque él no ejercía desde hacía dos años, por supuestos problemas en la espalda.

Minimizan viajes a Bolivia

Raúl Martínez, cuñado de Marcos, salió al cruce de las versiones aportadas por los investigadores respecto a las propiedades que poseía su pariente asesinado y negó que realizara viajes reiterados a Bolivia.

“Mi cuñado era una muy buena persona, no viajaba a Bolivia, ha viajado en la época del cólera para dar una mano… nosotros somos gente muy humilde, de trabajo, él no andaba en nada raro”, aseguró Martínez a radio Continental.

Tras aclarar que Marcos no tenía decenas de propiedades, sino sólo unos locales de poco valor en Sordeaux y Tortuguitas que heredó de su padre, el cuñado dijo que su familiar compró la casaquinta del Del Viso a crédito y que, incluso, debía operarse de la cintura y no lo hizo “porque no tenía plata”.

Martínez fue quien la tarde del 25 alertó a los policías de que algo raro sucedía con su cuñado y forzó el ingreso a la casa donde estaban los cadáveres. Recordó que las sospechas de que algo le había sucedido comenzaron a la noche del 24, luego de que su pariente no fuera a su casa para ir junto a él y a su esposa a la cena de Nochebuena en la vivienda de otras personas.

Al ver que su cuñado no aparecía, alertó a la policía a través de la línea de emergencias 911, y también a un amigo y al senador bonaerense José Manuel Molina, para quien su cuñado trabajaba. (Télam)


Comentarios


Investigan cuentas del asesor asesinado en Del Viso