Investigan estafas a un nuevo sistema de compras

El servicio permite cargar crédito al teléfono celular, que luego sirve para pagar. La maniobra consiste en duplicar los chips y vaciar las cuentas. Lo detectaron en Neuquén.

Lo más visto



#

Esta novedosa modalidad funciona en Neuquén desde noviembre del año pasado.

NEUQUÉN (AN).- La Justicia neuquina abrió una investigación para estudiar una nueva modalidad de estafa a pequeños consumidores. A partir de una denuncia, se detectó que un innovador sistema de compras a través de teléfonos celulares fue vulnerado por una banda que operaría con sólo un par de datos de los teléfonos y con la duplicación de chips. En su modo más exitoso, la estafa puede alcanzar los 1000 pesos, pero es en la posibilidad de su aplicación masiva en donde los delincuentes obtienen los mayores beneficios.

Hasta hace pocos años, los teléfonos sólo servían para hablar. Con los celulares, ese concepto mutó hacia exactamente lo contrario: lo que menos importa actualmente es que sirva para ese fin. A la navegación por Internet, envío de mensajes de texto, correos electrónicos y las cámaras de fotos, en noviembre se sumó en el país la posibilidad de pagar por compras en cualquier comercio.

La innovación ya fue puesta a prueba por los estafadores y en Neuquén buscan a una banda que, con duplicación de chips y sólo unos datos de los titulares, realizó sus primeras maniobras. Por el momento se estudia una denuncia sobre una “presunta defraudación” a través de un sistema de pagos electrónicos lanzado en noviembre por una tarjeta de crédito nacional.

Se trata del sistema que comercialmente fue presentado como “MO”, que se instrumenta a través de un servicio que ofrece una tarjeta de crédito nacional.

La compra con los teléfonos es una modalidad que recién ahora desembarcó en el país, pero que tiene antecedentes en otras partes del mundo (ver aparte). Lo primero que el cliente debe hacer es dar de alta el servicio a través de un mensaje de texto. Como respuesta recibe una clave que permite operar en la cuenta pagos del celular a través de Internet. En este paso ingresa la tarjeta de crédito, que es la que nutre de fondos a la cuenta de la que, al momento de pagar, se debitará el monto del artículo comprado. Entre todos estos pasos se inmiscuyen los estafadores, que duplican los números de teléfono, obtienen las claves de acceso y operan con los DNI de los usuarios.

La compra se concreta con el envío de un mensaje al sistema central, que responde con un código de compra. Con el código y el número de la tarjeta de crédito, el vendedor ingresa -por Internet- a la cuenta del usuario y se cobra por el monto de la compra.

La modalidad fue detectada recientemente, a partir de una denuncia que investiga la fiscalía de Delitos Complejos de Neuquén.

A diferencia del resto de las estafas con tarjetas de crédito, donde el perjuicio puede alcanzar altos montos según sea el límite de compra del titular, en el nuevo sistema nunca es posible que se superen los 1000 pesos, la carga máxima permitida.

Luis García


Comentarios


Investigan estafas a un nuevo sistema de compras